Peleas de perros que viven en grupos

peleas de perros

Manejar una pelea entre perros puede llegar a ser difícil, incluso para el más experimentado. Aprender a interpretar su lenguaje puede llegar a ser complicado, por eso antes de intervenir debes saber si la pelea es verdadera y no una demostración de disciplina o un juego.

En el caso de no estar seguro que la pelea es de verdad es fundamental mantener la calma y el silencio. Si hace algún ruido podrá interpretarlo como una alteración.

Sin importar el método que se haya elegido para finalizar con la pelea es importante que regañes a ambos perros por pelear, no intentes adivinar quien empezó ya que eso poco importa.

Expresa un marcado descontento para que entiendan que ambos quebrantaron la regla de que en esa jauría no hay peleas.

Si los estas entrenando en obediencia hazlos echar y que permanezcan en el lugar y si no los estás entrenando amárralos con las correar para que ambos perros continúen n la misma habitación hasta que se calmen. En estos casos nunca se deben separar a los perros en habitaciones diferentes.

Ellos tendrán que entender que lo que quieres es que todos vivan en paz y armonía. Cuando todo se haya calmado revisa minuciosamente que no haya heridas. Cuando las heridas son punzantes no siempre sangran de manera visible, volviéndose difíciles de detectar. Si en ese momento no encontraste heridas visibles deberás continuar revisándolo por varios días para verificar la formación de abscesos.

Es fundamental que si notas algo extraño en su comportamiento o salud, después de la pelea, lleves a tu perro al veterinario.

Más Información – Perros que viven en grupo


Categorías

Adiestramiento

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario