El peligro de consentir en exceso a nuestro perro

Perro con una corona en la cabeza.

Consentir a nuestro perro no es una conducta negativa en absoluto. Podemos comprarle juguetes, dormir con él, acariciarlo… Todo ello no tiene por qué afectar negativamente a su estado psicológico. El problema surge cuando nos excedemos en este buen trato, humanizando al can hasta el punto de contradecir su propia naturaleza.

Esta actitud inadecuada hacia el animal a menudo tiene consecuencias negativas, tanto para él como para nosotros. Consentirlo demasiado, sobre todo en determinados aspectos, puede alterar su comportamiento negativamente. Por ejemplo, dándole golosinas a diario aumentaremos sus probabilidades de padecer obesidad, con los trastornos que esto conlleva. Lo mismo ocurre con determinados alimentos; si le acostumbramos a consumir nuestra comida, es probable que rechace su pienso.


Otra forma común de consentir a nuestro perro es pasearlo en brazos frecuentemente. Así sólo lograremos que desarrolle miedo hacia su entorno y que no fortalezca sus articulaciones. Además, para este animal no es natural dejarse llevar en brazos, por lo que seguramente se sentirá incómodo en esta situación.

Tampoco es conveniente que consintamos a nuestra mascota cada vez que quiera jugar. Esto puede provocar problemas de conducta como ansiedad u obsesión por sus juguetes. Sin embargo, unas pequeña dosis cada día es recomendable para estrechar nuestra relación con él y ayudarle a mantener un buen estado de ánimo.

No obstante, como decíamos al principio, existen múltiples maneras de consentir al perro sin caer en estos errores. Podemos, por ejemplo, consentirlo mediante largos paseos en lugares tranquilos y amplios. La actividad física, como el Agility, también es perfecto para la diversión de este animal, a la par que beneficioso para su salud.

Asimismo, podemos ofrecerle pequeñas porciones de comida diferente a su pienso, siempre y cuando éstas sean sanas para él (pavo fresco, pollo cocido, zanahoria, etc.). Las caricias y masajes también son una opción más que recomendable, ya que le ayudan a relajarse y a fortalecer su confianza hacia nosotros.


Categorías

Adiestramiento

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario