Cómo hacer que un perro beba agua

Perro no quiere agua

El agua es el alimento más importante para todos los seres vivos. Lo necesitamos para poder hidratarnos y para que nuestro cuerpo se mantenga sano y en buen funcionamiento, independientemente de a qué raza pertenezcamos. Es por esto que, cuando nuestro amigo peludo deja de beber agua, o ya no bebe tanta como antes, deben de sonarnos todas las alarmas.

Además de llevarlo al veterinario para que lo examine, en casa también debemos asegurarnos de que ingiera la cantidad adecuada del preciado líquido. Si no sabes cómo, en esta ocasión te explicamos cómo hacer que un perro beba agua.

Los perros sanos beben varias veces al día, y normalmente no tienen problema en dejar el bebedero vacío, especialmente en épocas de calor que es cuando necesitan el agua para poder mantenerse hidratados. Pero si de repente ves que pierde las ganas de beber, habrá llegado el momento de actuar.

¿Cómo está el bebedero?

Lo primero que hay que hacer es comprobar cómo está el bebedero. Si está sucio, el agua que le echemos también lo estará. Por este motivo, es recomendable limpiárselo una vez al día, para que así el perro pueda disfrutar de un agua limpia y fresca.

Cambia el bebedero de lugar, o pon otros en casa

Si bien lo normal es que un perro que tenga sed beberá agua aunque haya mucho ruido en casa, hay algunos más tímidos que prefieren hacerlo en una habitación más tranquila. Teniendo esto en cuenta, prueba a poner el bebedero en otro lugar, o pon otros en otros rincones.

Dale un cubito de hielo para hidratarlo

No, no es ninguna locura 🙂 , aunque sólo se puede si tiene alguna enfermedad que afecta su hidratación como por ejemplo, diarreas, vómitos o fiebre, y sólo si hace mucha calor. Para el resto del año, es mejor darle agua a la que le habrás añadido una cucharada pequeña de azúcar. El olor dulce lo atraerá, y lo más seguro es que termine bebiendo.

Bóxer bebiendo agua

Son muchas las enfermedades que pueden hacer que un perro pierda el interés por el agua. Alguna de ellas, como el moquillo o el parvovirus, pueden ser muy peligrosas para él. No dudes en llevarlo al especialista si notas que está apático o si sospechas que puede tener algún problema de salud.



Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario