Perros viajando en automóvil · El golpe de calor · III parte

Un vehículo con las ventanas cerradas y al sol se calentará mucho en pocos minutos...

En nuestro país en verano se alcanzan altas cotas de temperatura. Incluso en las zonas más septentrionales de España el sol y el calor pueden llegar a convertirse en una seria amenaza para la salud de los perros. Muchos de ellos cada año mueren a causa de un “golpe de calor”. Un descuido, las ventanas totalmente cerradas del vehículo, o la confianza de haber aparcado en una zona de sombra que sin que lo sepamos deja de ser tal, bastan para que una jornada veraniega acabe en tragedia…

Sintomatología: El perro entra en estado de shock, saliva en exceso y sus mucosas adquieren un color más oscuro.

Primeros auxilios: Sacar el perro del vehículo, mojarle cuidadosamente con agua fría, aplicándole incluso una bolsa de hielo en la zona craneal si es necesario. Acudir sin perder un instante a una clínica veterinaria.

Prevención: Estacionar el coche en una zona en la que dé la sombra durante todo el tiempo de nuestra ausencia. Dejar abiertas las ventanas del vehículo. Existen actualmente en el mercado de accesorios caninos rejillas para colocar entre el marco y el cristal que permiten tener abierta la ventana sin que nadie pueda introducir sus manos en el coche. Si no los encontráis no es difícil construir una con un poco de imaginación… podéis salvarle la vida a vuestro perro… Otra recomendación sería poner un parasol en el parabrisas delantero y colocar las cortinillas en el resto de las ventanas (sin cerrar los cristales claro…) También es posible colocar un parasol en la luneta de la puerta trasera del coche, parte ésta en la que suelen viajar los perros. Yo en mi caso particular tomo estas precauciones (además de quitarle el collar cuando queda dentro de mi coche el perro para prevenir ahogamientos) e incluso he llegado a cubrir con toallas por fuera la puerta trasera del vehículo. También le dejo su cuenco lleno de agua y cada cierto rato voy a ver – sin alterar al animal – qué tal va la cosa… Toda precaución es poca…

Mucho cuidado con los remolques para perros de cierre hermético con sistema de ventilación, alguno por mal uso del propietario o fallo técnico ha dejado de funcionar provocando la muerte de los animales. Controlemos siempre todos los detalles, y si no estamos seguros de la comodidad de nuestro amigo peludo durante el viaje, vale más que lo dejemos en casa o en un sitio de confianza. Nos lo agradecerá sin duda…

Existen rejillas especiales para colocar en la abertura de los cristales permitiendo así que el coche permanezca bien aireado


Escribe un comentario