Poo Wi-Fi, un ingenioso recolector de residuos de perros

Dueño de mascota junto a un Poo Wi-Fi

La materia fecal de nuestros perros depositada en los parques y la acera publica son uno de los principales problemas sanitarios que se le recriminan a las mascotas y a sus dueños, por eso la búsqueda de nuevos sistemas de recolección e incentivo de la responsabilidad civil de los tenedores de perros se ha convertido en una de las principales premisas de muchos municipios y empresas.

Podremos encontrar emprendimientos verdaderamente increíbles en este sentido, como el programa en que se sorteaban lingotes de oro entre los recolectores de popo de perro en Taiwán, pero hoy te hablaremos de una campaña anti-popo de perro que también podremos categorizarla como sorprendente, pero esta vez se ejecutó en México.

Increíblemente, la campaña denominada Poo Wi-Fi se basa en la implantación de unos aparatos en varios parques de Ciudad de México que funcionarían como un MODEM, con un espacio de almacenaje donde los dueños de perros podrán depositar los excrementos de su mascota y, a cambio, obtener un tiempo de Internet gratuito proporcional al peso de la deposición. Te dijimos que era increíble.

Dueño y mascota junto al Poo Wi-Fi

El proyecto fue probado en un principio en 10 parques mexicanos, siendo respaldado por Terra, la famosa compañía de Internet, pero actualmente Poo Wi-Fi se encuentra detenida.

Como siempre sucede, no faltaron las personas que intentaron engañar el sistema colocando piedras u otros objetos para obtener Internet gratis, pero desde la agencia DBB, encargada del proyecto, se comentó que lo que se buscaba era hacer un habito de la recolección de los excrementos de sus mascotas entre los dueños, utilizando para ello el mismo método que utilizaríamos cuando queremos enseñarle algún truco a nuestro amigo: dándole una recompensa.


Escribe un comentario