¿Por qué aúllan los perros?

Husky Siberiano aullando.

Como ya sabemos, los perros son descendientes de los lobos, por lo que comparten muchos comportamientos. Un ejemplo es el aullido, que supone una forma de comunicación entre ellos, empleada normalmente como mecanismo de aviso para reunir a la manada en situaciones de peligro. ¿Pero por qué aúllan entonces los perros domésticos?

Existen diferentes motivos. El primero de ellos está relacionado con este instinto primario del que hemos hablado. Ante un sonido parecido a un aullido, como puede ser el ruido de una sirena de ambulancia, los perros reaccionan de esta manera, pues no pueden resistirse a responder a esta llamada como hacían sus antepasados.

Al contrario de lo que suele creerse, este comportamiento no indica dolor de oídos, ni tiene como objetivo molestar a los presentes. No debemos regañar a nuestro perro cuando aúlla como respuesta a un estímulo auditivo, pues esta conducta es totalmente natural para él. Por otra parte, hay que decir que hay razas más propensas que otras a actuar de esta manera, como el Husky Siberiano.

El estado emocional del perro también tiene mucho que ver con los aullidos. Son uno de los síntomas más comunes de la ansiedad por separación, un problema muy común en estos animales. En este caso, aúllan para llamar a sus dueños, ya que se sienten solos y quieren “reunir a su manada” de nuevo.

Para evitar esto, deberemos hacer que nuestra mascota se acostumbre a quedarse sola, para lo cual necesitaremos disciplina, tiempo y mucha paciencia. Una buena idea es crear un rincón confortable para ella, donde pueda descansar y mordisquear sus juguetes.

Asimismo, pueden aullar cuando reclaman algo, como comer, jugar o salir a la calle. También es común que lo hagan cuando tienen miedo o cuando perciben un olor desconocido, con el fin de marcar su territorio.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario