¿Por qué es necesario el microchip para tu perro?

Cachorro de Yorkshire Terrier.

El famoso microchip para mascotas se ha convertido en su método oficial de identificación, algo así como lo que es para nosotros el DNI. Gracias a este sistema podemos recuperar a nuestro perro en caso de pérdida o robo, además de figurar legalmente como los dueños del animal.

Se trata de un dispositivo que se implanta bajo la piel del perro, en la zona del cuello, y que refleja un código numérico asociado a los datos de su propietario (nombre, dirección y teléfono del dueño). Esta información queda registrada en la base de datos del Censo Canino de cada Comunidad Autónoma. Es completamente indoloro y válido para toda la vida, y sólo puede ser implantado en una clínica veterinaria.

Esta herramienta está formada por dos partes: el propio microchip y la cápsula que lo rodea, compuesta por un vidrio suave y biocompatible, que no provoca alergias y es tan pequeña como un grano de arroz. Puede implantarse a partir del mes y medio o dos meses de vida, y se activa cuando un veterinario lo escanea, con lo que averiguaría a quién pertenece el animal. Aunque debemos aclarar que no funciona como un GPS.

El microchip nos aporta grandes ventajas. Por ejemplo, si nuestro perro se perdiera podrían localizarnos a través de los datos grabados en el mismo, que pueden leer de forma gratuita en clínicas veterinarias y en protectoras. Este sistema también ayuda a evitar el abandono, ya que las autoridades podrían comprobar quien es el propietario y hacer que pague una multa.

En España es obligatorio identificar a los animales de compañía legalmente, siendo la Comunidad de Madrid la primera en establecer esta norma. Poco a poco, el resto de comunidades autónomas se están sumando a esta iniciativa. La ley indica también que debemos censar a nuestra mascota en el Ayuntamiento.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario