¿Por qué mi perro ladea la cabeza cuando le hablo?

Perro ladeando la cabeza.

Seguramente hayamos notado que nuestro perro inclina la cabeza cuando le hablamos, realizando un gesto por el que parece mostrar interés en lo que decimos. La realidad es que se desconoce el motivo exacto de esta adorable expresión, aunque sí existen algunas teorías al respecto. Las mismas estudian la relación de esta postura con los estímulos que produce nuestra voz en el animal.

Algunos expertos opinan que este movimiento responde a la intención de escucharnos mejor, de comprender nuestras palabras (estudios demuestran que los canes son capaces de entender el significado de aproximadamente 160). Demuestra interés en nuestra voz, pues con este gesto dejan uno de sus oídos completamente expuesto.


Así lo cree, por ejemplo, el etólogo canino Steven Lindsay, autor de Manual de Comportamiento Canino Aplicado y Entrenamiento (2000), quien afirma: ” Cuando un perro inclina la cabeza trata de identificar palabras y entonaciones familiares, que el animal asocia a determinadas actividades, como salir al parque u obtener un premio comestible”. La experta en psicología canina Alexandra Horowitz, autora de En la mente del perro (2011), también sostiene esta teoría.

Otros expertos argumentan que los canes se ven obligados a mover la cabeza debido a que su hocico les resta visión; inclinándola obtienen una imagen más nítida de nuestra boca. De esta manera les es más fácil identificar lo que queremos decir, ya que aunque no comprendan nuestro lenguaje, son capaces de reconocer las expresiones faciales de los seres humanos.

Esta teoría fue la que desarrolló el investigador Stanley Coren, de la Universidad de British Columbia (Canadá), a raíz del estudio que llevó a cabo con la ayuda de 582 perros. De ellos, un 60% movía la cabeza mientras se les hablaba, aunque esto ocurría en menor medida con las razas de hocico chato, como el Bulldog o el Bóxer.

El condicionamiento positivo también juega un papel importante en todo este asunto. Solemos recompensar este gesto tan delicado con caricias y premios, por lo que los canes terminan asociándolo con una recompensa. Por eso lo realizan continuamente, con el fin de llamar nuestra atención.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario