Principales olores que odian los perros

Labrador oliendo flores.

Como sabemos, el olfato es el sentido más desarrollado de los perros. Esto hace que mientras algunos olores como el de la comida o el de sus propios dueños les resultan muy agradables, otros provocan en ellos auténtica repulsión. Aunque no hay reglas exactas en este sentido, ya que cada can muestra reacciones distintas dependiendo de sus características, existen algunos aromas que por lo general estos animales no soportan.

1. Los perfumes. Al contrario que nos ocurre a los seres humanos, los perros repudian los perfumes, pues su aroma es demasiado fuerte para su olfato tan desarrollado. Además, camuflan el olor natural de sus dueños, algo que los canes odian.


2. El vinagre. Su aroma es muy intenso, por lo que los canes suelen huir de él; de hecho, es uno de los ingredientes clave para fabricar un repelente casero para perros. Aunque su olor no les hace daño, debemos evitar que nuestras mascotas lo huelan directamente.

3. El alcohol. Tanto las bebidas alcohólicas como el alcohol de limpieza o el medicinal, desprenden un hedor muy desagradable para estos animales. Además, su consumo es venenoso para ellos, así como su contacto con la piel. Por eso jamás debemos usar alcohol para curar sus heridas.

4. El azufre. Este elemento químico ha llegado a ser utilizado para ahuyentar a los perros, algo tremendamente peligroso para ellos. De hecho, esta práctica está totalmente prohibida, ya que respirarlo puede dañar gravemente su salud.

5. El chile. Al igual que otras comidas picantes, el chile contiene capsaicina, una sustancia que provoca un fuerte picor en los canes, irritando sus ojos, nariz y vías respiratorias. Por supuesto, jamás debemos permitir que nuestra mascota ingiera estos alimentos.

6. Los cítricos. A algunos perros les agrada el olor de los cítricos, pero la mayoría de ellos lo repudian. Tanto es así que a veces se utiliza el zumo de limón para evitar que se acerquen a las plantas.

7. Los productos de limpieza. Su aroma es muy fuerte y la nariz de los canes es muy sensible, por lo que les resulta realmente molesto. Por esta razón tenemos que evitar utilizarlos en la zona en la que duermen o comen.

8. La naftalina. Además de ser muy incómoda para su olfato, esta sustancia es extremadamente tóxica, por lo que debemos mantenerla siempre fuera del alcance de nuestra mascota.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario