Problemas cardíacos en el perro

Problemas cardíacos en tu perro

Los problemas cardíacos son algo realmente serio, que puede ocasionarle un malestar constante a tu mascota. Además, muchos de ellos pueden terminar de la peor forma. De todas maneras, conociendo el problema a tiempo, hoy en día es posible darle un buen nivel de vida al perro, y ayudarle a que se mantenga saludable incluso durante años.

Los problemas cardíacos pueden ser  diferentes en razas pequeñas o grandes. En los perros más pequeños, lo más frecuente es que fallen las válvulas del corazón, de forma que se produce una insuficiencia valvular. Esto comienza con las bacterias de la boca, por lo que la primera señal es siempre una infección en la boca. En cuanto a los perros más grandes, lo más común es que las válvulas pierdan fuerza para bombear la sangre porque se dilatan, lo que se conoce como miocardiopatía dilatada.

Las señales que te indican que a tu mascota le pasa algo, pasan por la consiguiente fatiga. El corazón bombea la sangre, que lleva el oxígeno a los músculos y a los órganos, por lo que su debilidad hace que el cuerpo rinda mucho menos. La respiración es más fuerte y rápida, y a veces les cuesta inhalar, llegando incluso a desmayarse en casos extremos. También pueden tener tos, sobre todo por la noche. Si ves que le pasa algo de esto, y que tu perro ya tiene una edad avanzada, no dudes en acudir al veterinario para que lo revise.

Hay otros males que pueden afectar al corazón, como la cardiopatía congénita, una malformación cardiovascular que tiene el perro desde el nacimiento, o el problema de la Filaria, un gusano que se introduce en el corazón, transmitido principalmente por mosquitos. Sea cual sea el problema, hay que ponerlo en conocimiento de los profesionales, para poder darle a nuestra mascota el mejor nivel de vida, y que pueda disfrutar de la misma forma que un perro sano.

Más Información – La filariasis canina

Imagen – María García


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario