Qué hacer si mi perro no quiere andar

Perro joven

Llega uno de los mejores momentos día: pasear con tu perro. Sacas la correa, y el arnés si lleva, se lo pones, abres la puerta y empezáis a andar. De repente, notas una ligera tensión en la correa: tu amigo se ha sentado o se ha quedado quieto. En su mirada se ve que no le apetece caminar, lo cual es curioso porque se ha pasado gran parte del día en casa. Pero no, no quiere pasear. En este momento, seguro que te preguntas qué hacer si mi perro no quiere andar, ¿verdad?

Lo cierto es que hay muchos motivos por los cuales el perro prefiere hacer otras cosas. De todos ellos vamos a hablar en esta ocasión. No te lo pierdas.

Está cansado/a

Especialmente si es un cachorro, lo más normal es que haya dejado de caminar porque está cansado. En estos casos lo mejor que se puede hacer es dar media vuelta y volver a casa. Si el perro es de tamaño pequeño, lo ideal es llevarlo en brazos, pero si es mediano o grande, se le puede animar a dar unos últimos pasos con golosinas para perros y con palabras como ”vamos chico/a”, ”venga vamos”, ”vamos a casa” dichas en un tono alegre.

Le tiene miedo al ruido de la calle

Esto es muy común si no se ha socializado bien cuando era cachorro. El can lo que hará será tratar de decirte, como sea, que le tiene miedo al sonido de los coches y/o de los motos. Normalmente lo que hará será gemir como si quisiera llorar, saltar sobre ti, y mostrarse muy nervioso e inquieto. 

En esta situación, daremos media vuelta y al día siguiente empezaremos a acostumbrarlo a los sonidos. Poco a poco, sin prisas. Para ello, tendremos que llevar con nosotros una bolsa con premios que le encanten: salchichas, golosinas para perros que tengan mucho olor (como las de bacon), o cualquier otro tipo de comida que sepamos que le guste. Lo que haremos con ellas será lo siguiente: cada vez que veamos que se acerca un coche o una moto, le mostraremos unas golosinas al can, y justo cuando se acerque el vehículo, se las daremos. Así pronto entenderá que, aunque pasen automóviles, no va a pasar nada.

Lleva tiempo, pero ya verás como poco a poco vas viendo resultados.

Le tiene miedo al paseo

Sí, aunque parezca mentira un perro puede sentir auténtico pavor al paseo. Estos animales son aquellos que no han sido educados de manera correcta, es decir, respetándoles, y que es probable que hayan tenido una situación traumática ya sea con la correa, en la puerta de casa, o bien paseando.

Es fácil saber si tiene miedo a cualquiera de esas cosas: simplemente tienes que acercárselas y ver su reacción. Si se pone muy nervioso, tendrás que tratar de conseguir que asocie todo ello con algo positivo, siempre con chuches para perros en mano, y siempre respetando al animal que se tiene delante. 

En caso de dudas, te aconsejo pedir ayuda a un adiestrador canino que trabaje en positivo.

Siente dolor

Si tiene dolor en alguna de sus patas o en otra parte de su cuerpo, tampoco querrá caminar. Si ves que va un poco cojo, examínale la pata ya que a veces se les puede clavar pinchos de hierbas en sus almohadillas. Eso sí, si le cuesta mucho andar, lo más seguro es que se haya dado un golpe, por lo que no está de más hacerle una visita al veterinario.

Perro triste

Esperamos que con estos consejos tu perro vuelva a querer caminar pronto 🙂 .


Categorías

Curiosidades

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario