¿Quien dice que los perros no tienen sentimientos?

Quien-dice-que-los-perros-no-tienen-sentimientos

Todavía recuerdo como en mi colegio de curas, la señorita Agustina, mi profesora de 2º de EGB, nos explico por qué los perros no querían como las personas, y era por que no tenían espíritu, y como aunque también eran criaturas de Dios, eran seres inferiores…había estudios que lo demostraban.

En ese momento no supe que contestarle. Hoy os traigo este articulo a modo de respuesta para mi mismo, y como no, la quiero compartir con vosotros. Os dejo con la entrada: ¿Quien dice que los perros no tienen sentimientos?

Es muy difícil (casi imposible) para el dueño de un perro, que su mascota no tiene emociones o sentimientos. Cualquiera que tenga perro te dirá, que a su perro solo le hace falta hablar para ser una persona. Sin embargo, todavía queda una parte de la comunidad científica internacional que insiste en el tema. De donde surgen estas voces y a que objetivo se deben, es el tema que me ocupa la entrada de hoy.

Vamos a arrancar motores…

Emociones y Sentimientos en nuestros perrosQuien-dice-que-los-perros-no-tienen-sentimientos-2

 

Es muy difícil aseverar que los perros no tienen emociones, sin embargo durante siglos, la comunidad científica internacional ha puesto en duda la capacidad, no solo de los perros, si no de todos los animales, de emocionarse tanto como para sentir e interpretar sus emociones a nivel consciente. No es de ahora.

Durante mucho tiempo, científicos e investigadores de todo tipo, han mantenido la teoría de que los perros no tenían ni emociones ni sentimientos. Descartes, por ejemplo, dijo de los perros que eran maquinas animadas (Machina Animata que dijo el), y hoy en día existen todo tipo de teorías sobre como es imposible que el perro sienta o se emocione.

El Veterinario y Profesor en Ciencias Animales Fred Metzger, tiene su particular teoría sobre eso:

Los perros no sienten sus emociones como nosotros. No aman como nosotros. El perro lo que hace es inversiones en los seres humanos, desarrollando todo tipo de conductas, que le sirven para obtener afecto o comida. De esta forma, cuanto mas tierno y emotivo nos resulta el animal, mas atenciones recibe. El can relaciona pronto que cuanto más afecto logra despertar mayor será su compensación, y eso es lo que hace, simular afecto.

Creo que si dejamos al perro una temporada en casa de unos vecinos, y estos le ofrecen las mismas recompensas, el perro pronto les querrá tanto como a sus dueños.

Yo personalmente, ante esta aseveración de un Profesor en Ciencias Animales, tengo que sorprenderme. Sin embargo lejos de enredarme ahora con mi opinión personal sobre la teoría del Doctor Metzger, voy a seguir adelante y mas tarde, intentaré exponer mi punto de vista sobre lo que dijo, y sobre lo que dejo de decir.

Ahora bien, llegados a este punto sí quiero lanzar un par de preguntas incomodas:

Esta claro, que hoy en día, la tónica general no es investigar por que los perros no tienen emociones, si no todo lo contrario. Las interactuaciones entre perros y humanos y su estudio se haya en los estudios de vanguardia de la comunidad científica internacional, en la cual no solo etólogos, veterinarios y educadores estudian a los perros y su inteligencia emocional, si no que también lo hacen neurólogos, biólogos y hasta sociólogos. Todos ellos se esfuerzan por demostrar que los perros se emocionan y sienten. Juntos, buscan nuevas maneras de hacer esta conexión tan particular que tenemos con los perros mas fuerte, rica e instintiva, que de nuevas formas nos hagan aprovechar mejor las tremendas propiedades que esa conexión nos aportan a los humanos, y todas las aplicaciones posibles que tiene.

Pues si esto es así, ¿Quien hace un estudio para probar todo lo contrario? ¿Quien se gasta dinero en probar que los perros no tienen sentimientos? ¿A quien le interesa? como decían los romanos: Cui Bono?

Y aquí es donde empieza lo oscuro de este tema.

Quien-dice-que-los-perros-no-tienen-sentimientos-3

¿Quien se beneficia?

Empiezo por admitiros, que no he querido profundizar mucho en el tema, ya que es doloroso para mi, ver artículos y leer sobre experimentación animal, sin embargo hice un esfuerzo para ser lo mas veraz posible y aquí os dejo mis conclusiones. Os juro que desde pequeño odio todo lo relacionado con la experimentación con animales y como este tema supone un ejercicio de hipocresía a nivel social, sin embargo voy a concentrar mis esfuerzos en informaros lo mejor posible. Y es que el tema tiene miga.

Pues si, desde hace siglos, los humanos hemos experimentado con animales. Nuestros avances médicos están cimentados sobre millones de cadáveres de animales, desde ratas a caballos. Y eso siempre ha sido un gran negocio.

En la actualidad, existen muchas empresas que venden animales para la experimentación científica. Estas empresas solían estar en EEUU, sin embargo en las ultimas décadas, se han abierto distintas empresas que se dedican a la cría de animales para la experimentación clínica científica. Esto hace que por ejemplo, empresas como Noveprim, que se dedica a la cría de monos para la experimentación, y que tiene registrado con copyright su propia raza de monos para la experimentación, haya construido un centro de crianza en Camarles, Tarragona, desde donde abastecerá a empresas de Europa. Esta empresa, tiene compradas la mitad de sus acciones por otra empresa del sector, COVANCE, la cual se dedica a dar servicios para empresas científicas y farmacéuticas, aunque su gran cliente es el  ejercito de los EEUU.

¿Y en España?

En España, también se experimenta con animales. La Universidad Complutense de Madrid tiene una media de 50 sujetos en experimentación, todos de raza Beagle, que es la raza que se suele usar para ello. Estos perros son vendidos por empresas internacionales que se dedican a los servicios para la investigación científica, como Harlan Iberica, Charles River o B&K Universal. Estas empresas, mercadean con la vida de seres vivos, y ganan muchísimo dinero con ello. El precio de un Beagle con el que experimentar es de unos 1000 euros. El precio de un Beagle, para cualquier particular, con pedigri, no superaría los 500 eu. Como veis, es toda una diferencia.

A pesar de que muchas veces no somos conscientes de ello, en realidad, muchos productos de los que consumimos a diario, son probados en animales. Cosméticos, fármacos, comidas,nuevos materiales, y un largo etc, son probados antes con nuestros amigos caninos (y otros muchos animales, aquí los números oficiales de los animales utilizados en España), y su utilización se extiende hacia otros sectores, desde las Universidades, donde se utilizan para la realización de pruebas por parte de los estudiantes en ramas como Medicina o Veterinaria, o para fines militares, lo cual es que prefiero no comentar por mi propia salud emocional.

Este tipo de compañías, centraron su campaña publicitaria, centraron la manera en que querían que viéramos sus empresas, hace décadas, en demostrar por medio de estudios científicos de dudoso resultado, que los animales no sentían, ni si quiera tenían emociones. Esto hacia que fuera mas fácil su aceptación por parte de la opinión publica, lo cual les facilitaba el poder desarrollarse como empresa. No es fácil conseguir inversores si la opinión que tienen de tu trabajo es que eres un asesino de animales. Eso es fácil de entender.

Por ello, este tipo de empresas, siempre ha dedicado una gran parte de su presupuesto en publicidad a intentar tener una mejor aceptación entre la opinión publica, y con este motivo, uno de sus primeros intentos fue tratar de demostrar que los animales no tenían emociones ni sentimientos como los de los humanos. Si bien la denominada Inteligencia Emocional, no estaba estudiada como lo esta hoy, el primer intento por parte de la maquinaria industrial de estas empresas, fue cortar de raíz los lazos que los humanos tenemos, emocionalmente con los animales, y sobre todo con los perros. Su manera de intentar cortar ese lazo, fue por medio de estudios, que mediante teorías como las del Profesor Metzger, demostraran que los perros no sufrían como los humanos, y que ello los convertía en los sujetos de experimentación ideales. Como os lo cuento.

Sin embargo, esa idea no caló para nada ante los amantes de los animales, y ese amor que le tenemos a nuestros perros, dio como resultado una infinidad de estudios científicos, con resultados testados y fiables, que nos dicen lo contrario.

¿Que han hecho las empresas del sector para intentar paliar el impacto negativo que crea su actividad empresarial en su imagen corporativa a los ojos del gran publico? Pues hacer lo que yo veo como una huida hacia delante. Aunque claro, dado los medios de los que disponen este sector de la industria, bien podría estar saliéndoles bien. Y me explico.

De donde viene todo

Al intentar aclarar un poco este tema, y ver de donde venían los estudios que avalaban la inexistencia de emociones en los animales, me he encontrado con todo un entramado de asociaciones, empresas y grupos de defensa de la experimentación con animales. Como lo leéis amigos míos.

Estas entidades, defienden la necesidad de experimentar con animales e introducen palabras como Bioetica o Bienestar animal, y nos hablan de procedimientos seguros y normativas básicas como las 3R´s (Reemplazar por cultivos celulares o simulaciones informáticas el empleo de animales cuando es posible, Reducir el número de animales a los rigurosamente necesarios y Refinar los métodos empleados para aumentar el bienestar animal), para de esta manera, justificar su trabajo, y así gozar de las mismas oportunidades que otras empresas.

Para ello han utilizado aquello de la unión hace la fuerza, y la interacción de las empresas del sector, a la hora de buscar fórmulas publicitarias que anulen su mala imagen, es muy grande y fuerte, y mas que palpable en distintas asociaciones y sociedades a nivel mundial como son:

Luego hay también asociaciones a nivel continental, como por ejemplo EARA(European Animal Resarch Association) la cual es financiada por todas las anteriores, que a su vez son financiadas por las empresas que dan servicios a las compañías de investigación. Vamos a poner como muestra un botón:

El SECAL es la Sociedad Española para las Ciencias de Animal de Laboratorio, que es la versión española de los grupos citados mas arriba. Esta Sociedad, esta financiada por empresas como:

¿A alguien le suena los dos últimos nombres?

Voy a continuar para sacar conclusiones mas adelante.

Estas empresas y varias más, financian la Sociedad Española para las Ciencias de Animal de Laboratorio, con suculentas donaciones, y a cambio, esta entidad, promueve los beneficios a la humanidad y la necesidad de la experimentación animal de las mas variadas formas y maneras posibles. Por ejemplo dando formación en forma de cursos, seminarios y congresos, donde participan como ponentes Profesores de Universidades, Doctores y Directores de Institutos y Sociedades Científicas, que a su vez, suelen ser los principales clientes de estas empresas. Y no olvidemos que todas esas empresas, tienen subvenciones estatales y europeas en I+D.

Por lo tanto, los ponentes de este tipo de actos, que son organizados por el SECLA, tienen trato directo, a través de sus diferentes posiciones profesionales, con las empresas que lo financian.

¿A alguien mas le huele raro?

Algo huele a podrido en Dinamarca

Con esta cita de Hamlet, enfoco una serie de opiniones personales, que quiero compartir con vosotros, y que espero que nos ayuden a comprender el alcance de este tema.

O sea, que los departamentos de las distintas universidades y instituciones científicas de este país, compran animales para la experimentación, a varias empresas del sector, en su mayoría multinacionales, que luego, financian Sociedades y Asociaciones Científicas como el SECLA, que promueve la necesidad de seguir experimentando y que habla de conceptos como bioética y bienestar animal en animales de laboratorio, y que promueve una serie de normas humanitarias para con los animales, y que da formación, mediante cursos, ponencias, encuentros y congresos, en los cuales, los principales ponentes son los directores, profesores, doctores y científicos, de los departamentos de las entidades anteriormente mencionadas.

Si no sospechoso, cuando menos es curioso. Sobre todo cuando esas Universidades e Institutos, compran perros Beagle a una media de 1000 euros por cada animal. Sé que alguien pretenderá explicarme, que esos perros están equilibrados genéticamente, y que son de una raza especial libre de enfermedades y defectos de consanguinidad, sin embargo, repito…1000 euros por un Beagle…

En un buen criadero, uno como Decasla, el cual no es barato ya que cumple todas las normativas posibles, y tiene 20 años de experiencia, un perro Beagle con Pedigrí, tiene un precio de 400 euros. Yo creo que es toooooooda una diferencia.

Y esto es como funciona en España. En EEUU, las empresas financian directamente los departamentos de la Universidad, dan Becas y financiación para la investigación a científicos y directores de Instituciones y Organismos científicos.

Esto hace que haya Veterinarios y Profesores en Ciencia Animal, desarrollen todo tipo de teorías y estudios que ayuden a las industrias de las empresas que los acabarán financiando. Y no quiero señalar para donde esta Fred, por que esta feo señalar Fred, que si no…

Desmontando la teoría de Fred

Enfocándome directamente en la teoría del bueno de Fred Metzger, investigador,profesor y veterinario de la Universidad de Pennsilvania, la cual es bajo mi opinión, una sarta de sandeces dichas por alguien que se supone que sabe lo que esta hablando, hay una parte, la parte del enunciado de su teoría, en la que pone un ejemplo practico para añadirle credibilidad, que es particularmente increíble que la diga un profesional con su curriculum.

En serio, yo he flipado muchísimo. Lo digo así de claro y me explico. El bueno del Doctor Metzger nos dice:

“Creo que si dejamos al perro una temporada en casa de unos vecinos, y estos le ofrecen las mismas recompensas, el perro pronto les querrá tanto como a sus dueños”

Los perros son animales sociales. Ellos crean vínculos emocionales con los individuos con los que conviven con los que tengan una buena relación (y con los que no), ya que dentro de la manada, es necesario tener relaciones, y estas suelen estar basadas en motivaciones y objetivos comunes. Siguiendo el ejemplo del bueno de Fred, si dejamos una temporada nuestro perro al vecino, y este le da premios y recompensas, el desarrollará un vínculo emocional con ese vecino, sin embargo no lo hará sustituyendo la relación que tenia con nosotros por una nueva, simplemente tendrá una nueva vinculación con alguien, que no tiene por que parecerse a la que tiene con nosotros.

Los perros son animales con emociones y sentimientos, no máquinas que reproducen una serie de comportamientos ante unos estímulos. Es muy normal, que un mismo perro desarrolle distintos comportamientos ante un mismo estimulo, que provenga de individuos distintos. Esto es debido a que el perro se adapta a las situaciones y cambios de la misma manera que los humanos, por medio de las emociones y sentimientos. Y pongo un simple ejemplo.

Si a un mismo perro, lo sacan a la calle varios individuos, el perro tendrá distinto comportamiento con cada individuo, dependiendo de la personalidad de este y de la relación que tenga con el perro. Da igual que le den el mismo premio, el perro se adaptara a la situación, y se comportara de distinta forma con cada uno de los miembros del grupo al que pertenezca. Y puede que aunque todos le den los mismos premios y recompensas, su relación con ellos sera distinta con cada uno de ellos, lo cual como ya he dicho antes, depende de la personalidad de cada uno y la vinculación emocional que tengan con el perro.

En definitiva, el ejemplo que nos da Fred, tiene la falla de que ignora totalmente la psicología del animal, y se centra directamente en un solo aspecto de la interacción hombre-perro, dando una versión deformada de la situación, de la cual saca unas conclusiones precipitadas y que no se sostienen por ninguna parte. Yo realmente, no se como alguien con su historial académico puede decir tal salvajada, a no ser que tenga algún interés en decirla.

Para finalizar

Es increíble como, a veces, leemos cierto tipo de artículos, explicando todo tipo de teorías y estudios, que es fácil preguntarse, despues de leerlos, cual es el rigor científico y a que objetivo sirven, y muchas veces solo tenemos que aplicar el Cui Bono, para sabes de donde surgen y a quien le interesa. Solo hay que leer el articulo del Doctor Metzger, para entenderlo. Aquí os lo dejo…Probing Question: Does my dog really love me?

Sin mas, os dejo hasta un próximo articulo. Sed felices y cuidadme a vuestros perros.


Categorías

General Perros

Antonio Carretero

Educador canino, Formador personal y Cocinero para perros afincado en Sevilla, tengo una gran vinculación emocional con el mundo de los perros, ya que provengo de familia de adiestradores, cuidadores y criadores profesionales, desde hace varias generaciones. Los perros son mi pasión y mi trabajo. Si tienes cualquier duda, estaré encantado de poderte ayudar, tanto a ti como a tu perro.

2 comentarios

  1.   Eva dijo

    Este artículo es una completa tontería que lo único que conseguirá transmitir es, como yo lo llamo, el “virus de Disney” y engañando a la gente. Los animales no pueden NI SE DEBEN asemejar a los seres humanos, por este tipo de pensamientos lo que consiguen es crear problemas de conducta entre los canes en ámbitos domésticos, que acaban en desastres, e incluso muertes. Los humanos creen que pueden tratar a su perro como un humano, un hijo, y luego se asombran cuando ven que comienzan a tener problemas de convivencia, que no es normal que les desobedezca tanto y les traten tan mal cuando lo unico que les dan es cariño, seguridad y comida. Por poner un ejemplo de este articulo, tal y como dice un perro no reaccionará de la misma forma ante un ser humano que otro, le de o no le de un premio, pero no porque tenga un cierto sentimiento u otro hacia él, sino porque intervienen muchisimas mas cosas, tal como la jerarquía en la que se considere el perro dentro de la manada doméstica o la energía del ser humano en cada momento o cuando interacciona con el mismo. En fin, resumiendo, este tipo de pensamientos animalistas engañan a las personas haciendolas creer que el mundo salvaje es un mundo de sentimientos de paz y amor, que los animales si les dan un cachito de pan y una acaricia responderán con lametones. Y sí, desmiento, los canes, al igual que el resto de seres vivos que tienen instito animal interactúan con el mundo medoante estimulos-respuestas, y no porque haya empresas que se aprovechen de ello, sino porque así es el mundo, aunque no sea el mundo de chupi que muchisimos animalistas pretenden que sea. Dejen de engañar, dado que hacer que la gente vea a los perros así acaban por no saber controlarlos adecuadamente pudiendo acabar en ataques mortales hacia otras personas o incluso a sus propios dueños.

    1.    Antonio Carretero dijo

      Hola Eva.
      Ante todo muchas gracias por participar y dar tu opinión.
      Quería contestarte a varias cosas…
      Primero de todo, en ningún lado digo que los sentimientos de los perros, sean como los de los humanos. No se de donde has extraes esa conclusión.
      Yo hablo en la introducción de lo que piensan los dueños de los perros, no doy por sentado nada. Si esa parte te ha podido confundir, lo lamento.
      Si lees articulos mios anteriores,los cuales puedes encontrar en este mismo blog, veras que mi linea de trabajo es otra totalmente distinta.
      Yo pienso exactamente igual que tu, y siempre aviso de los peligros de humanizar los sentimientos y comportamientos del perro.
      Luego, si lees con atención el articulo de nuevo, veras que en el, digo claramente que la relación con distintos individuos sera diferente, no hablo de los factores que intervienen en esa interacción. Solo hablo de vinculación hombre-perro.
      Por ultimo, no entiendo bien lo que pretendes desmentir.
      Este articulo, no es un articulo de corte animalista, si no lo que pretende es informar de donde vienen los estudios que dicen que los perros no tienen emociones y sentimientos, y no tiene otro fin que informar de ello.
      Si lo que pretendes es indicar que los perros no tienen sentimientos y emociones, hay no estoy de acuerdo contigo, y solamente te voy a dar una razon de peso: los perros interpretan las emociones y sentimientos con la misma parte del cerebro que nosotros, el sistema limbico de las emociones.
      Tampoco es correcto decir que sus emociones son distintas, ya que lo que es distinto, es la interpretación que hacen de ellas, lo cual sucede como tu bien has señalado, por factores que van desde su educación, su niñez, su herencia genética o la actitud y energía de su dueño.
      Estoy de acuerdo en muchas de las cosas que expresas, aunque me parece sinceramente que no he sabido trasladarte el mensaje de la manera que quería, y haberte dado una impresión equivocada al escribirlo.
      En definitiva, los perros si tienen emociones y sentimientos, sin embargo no son como las de los humanos, y tratarlos como humanos es un error muy común por parte de sus dueños.
      De nuevo gracias por participar, y te dejo un articulo mio anterior, donde creo que explico mucho mejor mi postura.

      http://www.mundoperros.es/educando-a-un-nivel-emocional-el-estres-que-provocamos-los-humanos/

Escribe un comentario