Razas de perros: Basset Hound

Se trata de un perro de poca estatura y un cuerpo largo, una de las diferencias con otros perros es el hecho de tener unas largas y simpáticas orejas. En un comienzo era usado como un perro útil para cazar venados, zorros y liebres, los primeros ejemplares de esta raza se vieron durante el siglo XIX, cuando un perro de raza Blood Hound fue cruzado con un ejemplar francés.

Estos perros llegan a medir entre 33 y 38 centímetros de alto, su pelo es corto y normalmente su pelaje cuenta con tres colores (blanco, miel y negro), ocasionalmente se pueden ver ejemplares blancos y otros pocos con pelo largo, pero no esto no es muy normal dentro de la raza.

Las orejas de los Basset Hound llegan hasta su pecho, su cuello es largo y su cabeza cuenta con mucha piel e incontables arrugas. Los huesos de estos perros son pesados pero a pesar de eso son ágiles, aunque sus movimientos suelen ser torpes. Si bien es cierto que son perros que prefieren dormir antes de hacer demasiada actividad física (debemos controlarse su alimentación, ya que al no gastar energía suelen engordar mucho en poco tiempo).

Su carácter es agradable y tranquilo, nunca son agresivos. Estas características los convierten en ejemplares ideales para familias donde haya niños.

En francés su nombre significa ‘pequeño’ o ‘enano’ y en ingles ‘hound’ quiere decir sabueso.

Es una raza que tiene fama de no ser muy inteligente, de ser caprichosos y de no obedecer, pero todo esto es mentira. Si lo educas será muy obediente, además de capaz, veras que con sus acciones te demostrará lo inteligente que es.

Como en sus orígenes se trataba de un perro de caza, es normal que hoy por hoy sigan olfateando todo, como si estuvieran a la búsqueda de alguna presa.

Uno de los cuidados principales es el cepillado de su cabello, además de tenerlos que controlar en relación a la cantidad de comida que ingieren.


Escribe un comentario