Razas: Pastor Yugoslavo

Pastor Yugoslavo

El Pastor Yugoslavo es un grandullón que apenas se conoce fuera de sus fronteras. Este perro procede de Serbia y Montenegro, en donde se utilizaba en las montañas como perro para guardar ganado y fincas. También es un buen perro guardián del hogar, por lo que se utiliza en muchas casas para este fin. Durante la guerra, fue utilizado por el ejército como perro para las fronteras, debido a que imponía y era buen protector.

Su aspecto es imponente, con músculos y articulaciones fuertes y robustas. El Pastor Yugoslavo tiene un pelo abundante y largo, que si se cuida es un gran signo de su belleza. El peso de los ejemplares está entre los 30 y los 40 kilos. Es por eso que es un animal para fincas y casas con terrenos amplios, nunca para un piso.

Las características de este perro están muy bien definidas, ya que se ha utilizado durante siglos para lo mismo, como un perro de trabajo con el ganado. No ha habido cría indiscriminada, porque no es un perro popular o muy conocido, por lo que la raza se ha mantenido fuerte y sana, con un carácter poco cambiante. Es tranquilo, con buen carácter y muy fiel a su amo, pero por su fuerte instinto protector puede llegar a ser agresivo con extraños. En ese sentido no es un perro que socialice ampliamente con otros perros o humanos, ya que solamente quiere estar con su manada.

Una de las pocas pegas que se le pueden poner a este perro, es que hay que peinarlo con bastante frecuencia, o su pelo se enredará, sobre todo en el periodo de muda. Por lo demás, muestran una salud de hierro, estando adaptado a lugares fríos. Debe hacer ejercicio a diario, por lo que no es un perro para vagos. Si optas por el Pastor Yugoslavo tendrás un nuevo miembro en la familia que nunca te fallará.

Más Información – Razas desconocidas: Pastor del Cáucaso

Imagen – mercafauna


Categorías

Razas Perros
Etiquetas ,

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario