RCP en perros

Rcp en perros

Hemos visto en televisión muchas veces realizar la técnica de rcp o reanimación cardiopulmonar en personas. Pero desde luego resulta algo difícil de ver en perros y otras mascotas. No obstante, es una técnica que existe y que en alguna ocasión puede llegar a salvar la vida de nuestra mascota o de otras.

Es algo parecido a la rcp en humanos, pero la rcp en perros tiene algunas peculiaridades. Es sencillo, pero hay que saber hacerlo para que no surjan dudas. Aunque esperamos que nunca nadie tenga que enfrentarse a esta situación, siempre es mejor estar preparado para hacer frente a cualquier emergencia con nuestra mascota.

Lo primero que hay que hacer en la rcp es ver si el perro tiene respiración y pulso. El pulso se mira fácilmente en el pecho, y la respiración poniendo la mano en la boca. Si vemos que no es así, es momento de comenzar con la reanimación. Hay que colocarlo de lado sobre el lado derecho, ya que es en el izquierdo en el que está el corazón.

Para proporcionar aire en las vías respiratorias hay que dar soplos cortos y fuertes. Hay que cerrar la mandíbula y poner la boca sobre el hocico en perros grandes. En los cachorros y pequeños hay que cubrir el hocico con la boca. Una vez que se hayan dado respiraciones, hay que comenzar con el masaje al corazón.

Hay que poner las dos palmas sobre la zona de las costillas, detrás de la pata delantera. Hay que hacer varias compresiones, unas 15 cada cinco respiraciones, aunque esta cifra puede cambiar según criterios diferentes. Sea como sea, hay que hacerlo hasta que veamos que el perro puede respirar de nuevo. Es una situación extrema, pero en la que se puede llegar a salvar una vida con un gesto simple como este.


Categorías

General Perros

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario