Recetas de pasteles para perros

Perro junto a un pastel.

En nuestro blog solemos insistir en lo perjudicial que resulta para un perro ingerir una cantidad excesiva de “chucherías” caninas. Éstas contienen un alto nivel de grasas, por lo que los expertos recomiendan ofrecérselas con moderación. Siguiendo esta línea, podemos aprovechar alguna ocasión especial para permitir que nuestro amigo de cuatro patas varíe la dieta. Es por ello que proponemos tres recetas para hacer un pastel especial para canes.

Aunque antes de todo esto, debemos hacer una advertencia importante, y es que cada perro presenta unas circunstancias diferentes respecto a su salud, por lo que algunos ingredientes podrían resultar perjudiciales. De ahí que sea fundamental consultar estas recetas previamente con un veterinario de confianza, especialmente si nuestra mascota sufre alguna enfermedad crónica, es cachorro o anciano. Son las siguientes:


1. Pastel de pollo y zanahoria. Probablemente sea la receta más fácil que incluimos en este post, pues no requiere horneado. Sus ingredientes son saludables y bajos en grasas. En primer lugar trituraremos algunas zanahorias hasta obtener un puré suave y natural; debemos hacerlo nosotros mismos, ya que los preparados de supermercados contienen aditivos artificiales. Mezclamos el puré con pequeños trozos de pollo cocido y vertemos el resultado en el interior de un molde o recipiente. A continuación lo decoramos con pequeñas galletas para perros.

2. Pastel de plátano. Machacamos dos plátanos y los mezclamos con dos cucharadas de miel y un huevo, añadiendo agua hasta obtener una masa homogénea. Agregamos media cucharada de polvo de hornear y media taza de mantequilla de cacahuete, y removemos bien de nuevo. Después volcamos la pasta en un molde y la metemos en el horno precalentado a 180 ºC hasta que la superficie quede dorada (1 hora aproximadamente). Lo dejamos enfriar y decoramos con galletas.

3. Pastel de manzana. Pelamos tres manzanas y las troceamos, asegurándonos de eliminar el corazón y todas las semillas (éstas dañan el organismo del perro). Trituramos la fruta y después añadimos dos huevos, dos cucharadas de miel, una de levadura y otra de aceite de oliva. Mezclamos todo bien hasta obtener una masa que volcaremos en un molde, tras lo cual la calentamos en el horno hasta que la superficie quede dorada. Dejamos que se enfríe y finalmente decoramos la tarta con golosinas para perros.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario