Requisitos para tener un perro considerado peligroso

Pit Bull.

Aunque cualquier perro puede presentar conductas agresivas, independientemente de su raza, lo cierto es que algunas de ellas son consideradas y clasificadas oficialmente como “peligrosas“. De ahí que para convivir con estos animales debamos cumplir cierta normativa, que tiene como objetivo controlar el adiestramiento y el buen manejo de los mismos. Te explicamos en qué consisten estos requisitos legales.

Pit Bull Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu son las ocho razas consideradas como “potencialmente peligrosas” en España desde 2002, así como los mestizos derivados de ellas. Podemos verlo en el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, desarrollado por la Ley 50/1999, que regula la tenencia de animales peligrosos en el país. Se dice que su comportamiento presenta agresividad con más frecuencia que las demás.


El primer paso para poder adquirir un perro de estas características es obtener una Licencia Administrativa otorgada por la autoridad municipal o estatal. Para ello debemos ser mayores de edad, no presentar antecedentes penales, un certificado que demuestre que nuestra salud mental y física es buena, y contar con un seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros por valor de 120.000€. Una vez tengamos estos permisos, el Ayuntamiento nos concede la Licencia para Tenencia de Perros Potencialmente Peligrosos, que hay que renovar cada 5 años.

Tras esto es necesario inscribir al animal en un registro especial creado para este fin, el “Registro Municipal de Perros Potencialmente Peligrosos”. Para ello tiene que llevar el microchip de identificación (obligatorio para todos los canes) y poseer un certificado veterinario que demuestre que su estado de salud es bueno. Este certificado debe ser renovado anualmente.

Existen otras normas respecto al adiestramiento y la seguridad de estos perros. Una de ellas es que debemos llevar siempre con nosotros una copia de la Licencia Administrativa y de la inscripción en el registro especial. Además es obligatorio el uso del bozal y la correa (nunca extensible) en lugares públicos, y una persona sola no puede llevar a más de un perro de este tipo.

Por otro lado, el robo o pérdida de un perro “potencialmente peligroso” debe ser notificado al responsable correspondiente del registro municipal a las 48 horas de haber desaparecido.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario