Retrasar el envejecimiento de los perros

Perro viejo

Todos envejecemos y morimos, es ley de vida, pero ver como nuestro perro comienza a desorientarse, a no reconocer a familiares y amigos y a hacerse más sedentario cada día es doloroso, porque es igual que ver envejecer a una persona querida.

Pero, al igual que hay ejercicios para atrasar el envejecimiento de las personas, también hay ejercicios y actividades para retrasar el máximo la perdida de la capacidad de orientación, la agilidad de nuestro perro y alargar al máximo su vida con buena calidad.

Los síntomas de envejecimiento para un perro se notan si empieza a desorientarse en zonas de paso diario, que camina sin rumbo fijo, que no reconoce a la familia, que disminuye su capacidad de alerta, que no te saluda de forma cariño cuando llegas a casa, que no pide tus caricias y atenciones, que duerme mucho durante el día y por la noche deambula por la casa, que pierde sus hábitos de higiene y hace sus necesidades porla casa, etc….

Para evitar esto, lo mejor para el perro es que haga ejercicio todos los días, pero no sólo pasear, hazlo correr, saltar, escóndele un juguete y juega con él a que lo encuentre o incluso escóndete tú en una zona de árboles y matorral y sílbale para que te busque.

Estas actividades ayudan a reforzar el vínculo que tiene contigo y ejercitan su cerebro y su olfato porque le obligan a recordar tu olor o el de su juguete para seguir el rastro. Además la alimentación es muy importante, siempre controlado por su veterinario, hay que darle de comer piensos con aportes vitamínicos, minerales, calcio, etc… que ayudarán a retrasar al máximo su envejecimiento.

Y ya sabéis que cuando os digo que hay que mimarlos, no me refiero a darles dulces y consentirles todo, si no a quererlos bien, alimentarlos debidamente, regañarlos cuando sea necesario y por ejemplo, en estos días de frío procurarles un sitio calentito donde estar (eso si es mimar).


Escribe un comentario