Rosie, la gata que fue criada por Huskies

Rosie en la nieve con los Husky

Esta es una de esas historias que se han vuelto virales en la red debido a que es algo peculiar, pero sobre todo enternecedor. Hablamos de la historia de Rosie, una pequeña gatita que fue encontrada en muy mal estado, y que fue acogida sin condiciones por Lilo, una Husky muy cariñosa que tenía mucho instinto maternal para compartir.

En la actualidad esta gatita vive con tres perros Husky, los cuales la aceptan como una más de la manada, aunque su madre siempre será Lilo, con la que tiene una estrecha relación. Puedes ver sus aventuras por el parque y preciosos vídeos en su Instagram, pero es que además hay fotos tan graciosas que no podemos dejar de compartirlas con vosotros.

Rosie con la Husky Lilo

Su Instagram, @lilothehusky, está repleto de fotos de la gatita con su madre y con sus otros amigos. Hay que decir que la raza Husky tiene un gran instinto cazador, por lo que no siempre podremos esperar que se lleven bien con los gatos, pero es cierto que son animales muy sociables, y que suelen adaptarse a todo. Precisamente como hizo Lilo, la Husky que nunca tuvo hijos, pero cuyo instinto maternal se despertó al conocer a Rosie.

Rosie con Lilo en el super

Esta gatita fue encontrada en una situación lamentable, y lo cierto es que pensaban que no pasaría de la primera noche. Estaba asustada, pero con Lilo parecía relajarse, por lo que la dejaron a solas con ella. Milagrosamente, tras una semana de mimos y cuidados intensivos por parte de la Husky, la gatita comenzó a caminar y abrió los ojos.

Rosie con el gorro de husky

En la actualidad la gatita sigue creciendo, y ha sido aceptada por su nueva familia como una más. Una de sus fotos, en la que llevaba un gorro de husky en medio de sus colegas, se hizo viral por lo simpática que era, como si se hubiese camuflado entre ellos.


Escribe un comentario