¿Sabe mi perro cómo me siento?

Si has tenido perros toda la vida seguramente te habrás dado cuenta que cuando estamos tristes o incluso llorando nuestro perro se acerca y empieza a lamernos la cara como si realmente entendiera cómo nos sentimos, como si tratara de darnos besos y hacernos sentir mejor. Todavía recuerdo a mi perra, que murió hace algunos meses, que siempre estaba conmigo cuando me sentía triste, me acompañaba en silencio y trataba de hacerme sentir mejor lamiéndome las manos.

Muchas personas todavía se preguntan si su perro sabe realmente como nos sentimos o no, y aunque esto sigue siendo un gran misterio, ya que no sabemos a ciencia cierta si realmente se dan cuenta o no lo que nos pasa, creo que en muchas ocasiones subestimamos a estos fieles y grandes amigos que tenemos en casa.

Desde luego, nuestro perro no sabe exactamente cuando tu novio te dejó, o cuando se te murió un ser querido, pero si puede intuir en qué estado te encuentras tú exactamente. Si estas triste, enfadado, contento, juguetón, o risueño, tu perro sentirá ese tipo de emoción y empezará a actuar de acuerdo a ellas. Cabe destacar que no siempre puede detectar específicamente tu estado de ánimo pero en la mayoría de las ocasiones si puede hacerlo.

Ha sucedido que te has encontrado muy triste y llorando y lo único que quieres es que tu perro te acompañe, pero lo único que hace él es traerte su pelota o tratar de morderte para que empieces a jugar con él. Por eso no decimos que sea una norma fija que siempre el sabrá como actuar cuando estas deprimido, pero en la mayoría de las ocasiones tratará de darte ánimo lamiéndote o acompañándote, como mi perra, en silencio.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario