Síntomas de la depresión en un perro

Perro triste.

Al igual que los humanos, los perros también pueden sufrir cambios en su ánimo, ya que son animales tremendamente sensibles y emocionales. Ellos perciben todo lo que ocurre a su alrededor, y cambios en su entorno como la pérdida de un familiar, la llegada de un bebé o una mudanza, pueden desencadenar en ellos un estado depresivo.

Esta depresión puede ser moderada o severa, pasando por distintos niveles como ocurre en la psicología humana. La buena noticia es que los perros, al contrario que la mayoría de nosotros, olvidan el pasado rápidamente y viven en el presente, lo que hace su recuperación más sencilla.


Los síntomas de la depresión canina son muy parecidos a los nuestros. Uno de los más comunes es la inactividad, la falta de interés por realizar actividades que antes le resultaban divertidas, como jugar o pasear. También es muy frecuente la somnolencia, aunque algunos perros se muestran más bien inquietos y se les hace difícil conciliar el sueño.

Por otra parte, suelen dejar de socializar con los demás y adoptan comportamientos extraños, como aullar frecuentemente, permanecer continuamente junto a sus dueños o esconderse durante horas. En casos más graves, es posible que lleguen a golpearse contra las paredes o automutilarse.

También son habituales los cambios en los hábitos alimenticios, pues en ocasiones los canes con depresión dejan de comer por completo, mientras que otros lo hacen en exceso. Estas variaciones en su dieta son gravemente perjudiciales para ellos.

A veces es difícil distinguir estos signos, pues pueden indicar la presencia de otras enfermedades. Por eso es clave que el veterinario revise a nuestra mascota ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, para que pueda descartar problemas físicos.

Una vez diagnosticada la depresión por un profesional, debemos ofrecer a nuestro perro la ayuda necesaria para que supere este problema y recupere su felicidad perdida.


Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

2 comentarios

  1.   ros dijo

    Hola Raquel
    Hace dos dias mande a bañar a mi perra a la vet, en lo general solo la mando cuando deben de cortarle el pelo casi dos veces al año y en invierno, las demás veces siempre la baño yo, esta ves por el frio la mande a bañar pero cuando la recogimos regreso muy triste y molesta, ya lleva dos dias asi, la examinaron y no tiene nada, come muy bien y todo lo demas pero ella es un bichon y suele ser demasiado juguetona y alegre y le encanta ir al parque pero ahora tiene miedo de todo, como puedo ayudarla?

    1.    Raquel Sánchez dijo

      Hola Ros. Al no ser adiestradora profesional no puedo darte una respuesta clara a tu problema. Creo que en este caso lo mejor sería que tu perra fuera examinada por un experto en comportamiento canino. En muchas clínicas veterinarias podrán ponerte en contacto con estos profesionales. También creo que es bueno que te comportes con normalidad cuando estés con tu perra, ya que estos animales suelen absorber las preocupaciones de sus dueños, lo que provoca un cambio en su actitud. La nota positiva es que esta clase de problemas de comportamiento suele tener fácil solución. Siento no ser de más ayuda. ¡Suerte y un abrazo!

Escribe un comentario