Síntomas de la otitis canina

Perro Golden Retriever color canela.

La otitis canina es muy común, pues los oídos son una de las zonas más sensibles de los perros. Notaremos que nuestra mascota sufre este problema cuando se sacuda con frecuencia, no pare de rascarse las orejas y se muestre incómoda. También encontramos otros muchos síntomas propios de esta afección.

Se trata de la inflamación de los oídos, que puede ser interna o externa. En los perros es más frecuente la otitis externa, por la cual se inflama el epitelio de revestimiento del conducto auditivo, encargado de producir ondas sonoras. El epitelio se extiende, en este caso, desde el pabellón auricular hasta la membrana timpánica.

La otitis canina puede producirse por muchos motivos. Uno de ellos son los parásitos, principalmente el ácaro llamado Octodectes Cynotis, muy contagioso, que provoca la aparición de secreciones marrones o negras. Otro ejemplo son las reacciones alérgicas, que suelen provocar una fuerte inflamación en los oídos. También lo es la introducción de insectos y otros cuerpos extraños.

Este problema manifiesta algunos síntomas muy claros, como la acumulación de cerumen y el aumento de la secreción. Además, ésta adopta un color amarillo intenso o marrón (negro en los casos más graves), y desprende un olor muy desagradable. El enrojecimiento también es propio de la otitis.

Podemos observar cambios en el comportamiento del perro, llegando incluso a adoptar una conducta agresiva a causa del dolor. También observaremos fuertes sacudidas de cabeza; si es sólo un oído el que está dañado, girará la cabeza hacia ese lado. De la misma forma, si tiene las orejas hacia arriba, bajarán un poco. En casos graves puede producirse pérdida de la audición.

Ante cualquiera de estas señales hay que acudir al veterinario para que pueda identificar el problema. Para ello será necesaria una otoscopia en ambos oídos y, si segrega secreciones, tomar una muestra y realizar un estudio citológico.


Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario