Síntomas de una reacción alérgica

Golden Retriever rascándose.

Al igual que los seres humanos, los perros también sufren reacciones alérgicas. Sus síntomas son muy parecidos a los nuestros, y tienen lugar cuando su sistema inmune detecta la sustancia responsable de esta alergia (el alérgeno). Pueden ser provocadas por algún alimento, la picadura de un insecto, un factor medioambiental o por otras causas.

Dependiendo del tipo de alergia del que se trate, los síntomas serán diferentes. Uno de los más comunes es el picor en la piel, acompañado de escamas, enrojecimiento, costras e incluso pérdida de pelo. Esto es lo que suele ocurrir cuando el perro sufre picaduras de insectos, como las pulgas. Sin embargo, también puede ser síntoma de otros problemas, como dermatitis o sarna.


Es muy fácil distinguir si se trata de picaduras de insectos, pues sólo tendremos que examinar detenidamente la piel de nuestra mascota. Los parásitos actúan en una zona localizada, donde encontraremos una llamativa irritación. El perro se mostrará realmente molesto si tocamos este área.

También es frecuente la inflamación de orejas, almohadillas, hocico y párpados, así como el lagrimeo excesivo. Todo ello junto a un fuerte picor, por lo que veremos a nuestro perro inquieto, tratando de calmarse frotándose contra cojines y mantas. Si se produce esta hinchazón debemos acudir inmediatamente a una clínica veterinaria, ya que es probable que también se inflame la garganta del animal, provocando el riesgo de asfixia.

Pueden darse otros síntomas como vómitos (especialmente si la reacción se produce por una alergia alimenticia), diarrea, estornudos frecuentes y dificultad al respirar. En todos estos casos es necesario consultar lo más rápidamente posible con un veterinario. Él sabrá acabar con las molestias administrando antialérgicos de manera inmediata.

Si el perro sufre alergia durante más de seis meses, necesitará un tratamiento prolongado para aliviar los síntomas. Jamás debemos administrar la medicación sin consultarlo con un profesional, pues los daños podrían ser irreparables.


Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario