Soluciones para la ansiedad por separación

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación se da en muchos perros, de todas las razas y edades. Los perros que están más apegados a sus dueños son los que peor lo pasan, sobre todo si se quedan totalmente solos en casa. Esto les produce ansiedad, que se traduce en comportamientos destructivos e incluso en malestar físico en el animal.

Podremos reconocer a un perro con ansiedad porque se portan bien cuando estamos con ellos, pero cuando los dejamos solos comienzan a tener un comportamiento malo y desequilibrado. Es por eso que hay que poner fin a esto, ya que si no tenemos otra alternativa va a causarle problemas al perro y también a nosotros.

Este comportamiento se da en muchos más perros de los que pensamos. Los dejamos solos y comienzan a morder y romper cosas, se pasan el día ladrando, excavan por todo el jardín e incluso vomitan o hacen sus necesidades en donde no deben debido al nerviosismo. Esto, obviamente, no es bueno para ellos, y a nosotros nos genera más trabajo al llegar a casa.

Combatir esta ansiedad supone acudir a expertos en comportamiento, para que le enseñe al perro a mostrarse tranquilo. Existen algunos trucos que pueden mantenerlo entretenido, y podemos probar en principio con ellos, como darle uno de esos juguetes de inteligencia con premios, que tardan en resolver y que los mantendrá entretenidos. También podemos probar realizando mucho ejercicio con ellos antes de irnos, de forma que se queden tranquilos cuando los dejemos solos. Otra opción interesante es la de buscarle un compañero, es decir, una mascota más que le haga compañía.

Estas ideas suelen dar resultado, sobre todo el de buscarle un compañero con el que estar durante todo el día, y es una de las más recurridas por los dueños que tienen perros con este problema. Si esto no funciona, entonces habrá que buscar el asesoramiento de expertos en comportamiento canino para modificar estos hábitos.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Un comentario

  1.   canmigos dijo

    Buenos días,
    Como educador canino no recomiendo añadir otro perro al hogar para mejorar la ansiedad por separación del perro que ya vive en él. En algunas ocasiones, no muchas, efectivamente funciona. Y en otras no es así: se puede mantener el problema o incluso agravar, pues se pueden llegar a tener 2 perros con problemas de gestión emocional (ansiedad u otro tipo). La solución a la ansiedad por separación pasa por la habituación a los tiempos en soledad, la positivización de los espacios donde el perro se queda y por un trabajo muy progresivo que implique que el perro poco a poco (y sin pasar por estados emocionales demasiado acusados) se vaya acostumbrando a pasar tiempo solo. Esto, junto con herramientas que existen en el mercado, puede hacer mejorar los casos de ansiedad por separación de forma notable. Y en caso de que se quisiera intentar añadir otro perro a la ecuación, siempre es recomendable probar varios perros (nunca sabemos cómo va a reaccionar nuestro perro o el otro a las ausencias con esa compañía), elegir el adecuado, y probar durante varias semanas, pues muchas veces la ansiedad mejora por la novedad, pero luego vuelve a manifestarse. Para esto, acoger un perro de protectora durante un tiempo suele ser una muy buena opción, pues si se compra un perro para hacer compañía al que tiene el problema, luego no suele haber marcha atrás.

Escribe un comentario