Sus parásitos internos

Hoy nos referiremos a los beneficios de la desparacitación de los animales domésticos. Los parásitos son seres que viven dentro de otro ser vivo superior habitando en su interior y alimentándose de las sustancias ingeridas por el huésped. También existen parásitos que se encuentran en el exterior de los animales.

Ambos parásitos son realmente molestos y en ocasiones puede volverse peligrosos, por diferentes razones:

Estos parásitos pueden llegar a causar lesiones sobre el organismo de los huéspedes. Un claro ejemplo son los gusanos intestinales que causan malestares ocasionales, con cuadros de diarrea, adelgazamiento crónico y en los casos extremos pueden causar la muerte, por las bolas que se forman en el intestino.

Otro caso es el de las pulgas que causan lesiones externas en la piel, ya que los perros al sentirse molestos empiezan a rascarse y se lesionan la piel, causando infecciones o alergias en su saliva. Además las pulgas consumen la sangre de los perros y si la mascota tiene grandes cantidades pueden provocar la anemia.

Los parásitos pueden ser transmisores de enfermedades infeccionadas mediante las cuales pueden poner la vida en peligro, además de causarle problemas en la salud de sus dueños.


Categorías

Enfermedades

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario