Terapia floral para perros

Terapia floral en perros

Con la llegada de la primavera nos vienen a la mente los agradables olores de las flores, que parecen llenarlo todo con su vistosidad. Los olores sirven para relacionar cosas en nuestra mente, para recrear buenas experiencias y también  para ayudarnos a relajarnos. Las terapias alternativas con esencias florales son aptas tanto para personas como para animales.

En los perros la terapia floral es muy adecuada, ya que el olfato es algo que tienen altamente desarrollado. Estas esencias florales, también llamadas Flores de Bach, deben crearlas un experto en esta terapia alternativa, que conozca el uso de cada esencia para cada tipo de problema. Podemos ser escépticos, pero lo cierto es que se trata de una terapia que no tiene ningún efecto secundario, por lo que vale la pena probar.

Hay 38 flores o esencias, que ayudan a equilibrar un estado emocional que resulta negativo. Es una mezcla realizada con agua, esencia de flores y un chorro de brandy o coñac para que perdure la mezcla. Cada especialista puede recomendar la cantidad y tipo de administración, aunque suelen aplicarse cuatro gotas sobre el pelo del animal, en el lomo, o bien las gotas en el bebedero.

Algunos ejemplos de estas esencias utilizadas son el heliantemo para los perros que sufren temor por algo como por viajar o ruidos fuertes, el Olmo para los perros de trabajo que se hallan cansados o la madreselva para animales desmotivados y apáticos. Hay muchas más esencias, porque los problemas emocionales pueden ser muy diversos, pero lo bueno de los perros es que son seres que responden muy bien porque no racionalizan la situación, sino que viven el momento.

Esta clase de terapias siempre son alternativas y otra forma de ayudar a los perros  a superar sus problemas. De todas formas, siempre hay que intentar llegar a la raíz del problema emocional para aportarles toda la ayuda que requieran.


Categorías

Curiosidades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

2 comentarios

  1.   Merce Gimenez dijo

    Gracias por divulgar esta terapia que cada vez más veterinarios utilizamos. Comentar que en lugar de Elmo en español “Elm” se llama Olmo, y es una esencia interesante para momentos en que el perro se siente desbordado. La he utilizado más en gatos, pues en seguida se pueden sentir Elm, y alumnos de nuestros cursos para veterinarios y educadores caninos también la usan a menudo para gatos. Pero también se puede utilizar dicha esencia en perros que necesitan Walnut (adaptación a cambios de compañeros, mudanzas, nuevos familiares…), entre otras esencias.
    Para mi las Flores de Bach han dado una gran apertura a lo que podemos ofrecer como veterinarios: ayudar mucho más en la agresividad, en la ansiedad por separación, en el apoyo a animales que lo están pasando mal por circunstancias físicas o emocionales…son un regalo. Muchas gracias por hablar sobre ellas! Un saludo.

    1.    Susy Fontenla dijo

      Hola Merce! Me alegro de que te haya gustado la entrada. Lo cierto es que son poco conocidas pero sí que pueden ayudar mucho en ocasiones. Voy a cambiar lo de Elmo, que lo vi en una web y lo traducían así, ya me parecía raro ajaja

Escribe un comentario