Top 10 de Perros Más Raros del Mundo: Lagotto Romagnolo


El Lagotto Romagnolo o Lagotto de Romaña, es una raza que proviene del país itálico y se remonta más o menos al año 1400. Aunque era utilizado mayormente como perro cazador y perro de agua, hoy en día es la única raza especializada en la búsqueda del tubérculo llamado trufa. Su gran capacidad de olfato lo ha convertido en un excelente buscador y se ha eliminado casi por completo su instinto cazador.

Aunque físicamente parece un perro común y corriente y podrían pensar que no pertenece a este “Top 10 de Perros Más Raros del Mundo”, su característica de buscador de trufas es lo que lo hace tan especial. De igual manera, aunque tiene muchísimo pelo, esta comprobado en ser hipoalergénico, es decir, las personas alérgicas al pelo de los animales no volverán a tener ningún problema de alergia teniendo a este animalito como mascota.

El pelo del Lagotto puede ser de un color neutro como marrón, blanco, o anaranjado, o también tener manchas como por ejemplo, marrón y blanco, blanco y anaranjado. Sin embargo hay que tener en cuenta que estos perros no existen en color negro.

El peso máximo para un macho es de 16 kilogramos, mientras que una hembra puede pesar hasta 14 kilos.

El Lagotto Romagnolo es un perro muy amoroso y leal. Socializan bien con otros perros y animales (si se le ha ensenado desde pequeños) y les encanta compartir con su familia, lo que los convierte en excelente perro de compañía. De igual manera, sabrán alertar a sus amos ante cualquier peligro, ya que también son buenos vigilantes.

Es muy importante que desde pequeño se le enseñe a estar con otros animales y personas, así no tendrá problemas a la hora de tener visitantes u otros animales en su casa. Tenga en cuenta que como cualquier otro animalito, el Lagotto Romagnolo necesita de paseos diarios. Serán felices corriendo y caminando a su lado al aire libre.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario