Trucos para que tu perro baje de peso

Ya hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de que nuestro perro esté bien alimentado, teniendo cuidado de que no se convierta en un perro obeso.

Estos son algunos trucos que puedes aplicar para mantenerle “en su peso”:

Perro gordo

No le des “picoteo” cuando tú comes, cenas, desayunas… Muchas veces, solo con suprimir esta costumbre, podemos conseguir que el perro recupere “la línea”. Si lo tienes acostumbrado y no hay forma de que te deje (y no quieres corregir la costumbre), dale bolitas de su pienso en vez de trozos de tu comida.
Reduce un poco la ración que le das hasta que alcance el peso que quieres conseguir. Lo recomendable sería reducirla más o menos en un 70%, aunque esto depende bastante de las características de tu perro. Pídele consejo a tu veterinario.
Por supuesto, evita las dietas ricas en grasas.
No le des complementos alimenticios a no ser que te lo recomiende el veterinario.
Añade el ejercicio a su vida cotidiana, puede que tu veterinario te aconseje sobre este asunto, pero puedes llevarlo al parque a jugar con otros perros, aumentar la cantidad o la duración de los paseos…

Seguro que tu perro te agradece que lo mantengas en su peso ideal. Y no es que se preocupe por su línea, pero en este caso, se trata de una cuestión de salud…


Escribe un comentario