Un perro siempre es una responsabilidad

Es cierto que casi todo el mundo coincide en que los perros son los mejores amigos del hombre: fieles, cariñosos…

Pero también es verdad que antes de adquirir un perro hay que tener muy en cuenta las responsabilidades que conlleva. Un perro no es un juguete.

Para empezar, debes tener claro que si compras un cachorro, habrá algunos meses en los que deberás estar muy pendiente de él. En los primeros momentos de su llegada a casa, necesitará ir adaptándose poco a poco a su nueva situación, y es significa mucha atención, cariño y sobretodo grandísimas dosis de paciencia.

Perro pensando

Al principio, el perrito lo morderá todo, por lo que tendrás que ir enseñándole con qué puede y con qué no puede jugar. Tendrá que aprender a hacer sus necesidades fuera de casa, y eso siempre requiere toneladas de paciencia.

Tendrás que enseñarle qué esperas de él, siempre siendo firme, pero jamás le pegues.
Durante toda su vida, deberás asegurarle al perro una alimentación adecuada a sus necesidades (imagina que tiene alergia: necesitará una alimentación especial), un espacio en el que se sienta seguro y protegido…

Por no hablar de los paseos. Tendrá que salir a pasear un mínimo de dos veces al día, tres a poder ser, para hacer sus necesidades y para relacionarse con otros perros.

Por otra parte, tendrás que tener al día su calendario de vacunaciones, y llevarle al veterinario siempre que lo necesite.

Pero si eres capaz de comprometerte con estas responsabilidades, a cambio obtendrás amor incondicional, miles de besos al llegar a casa, cariño cuando lo necesites… En definitiva, un gran amigo que siempre estará a tu lado.


Categorías

Sin categoría

Admin Mundo Perros

Perfil de administración de Mundo Perros, una web dedicada totalmente al mundo del perro.

Escribe un comentario