Los 7 mejores ahuyentadores de perros: guía y comparativa

Perro huyendo por la calle

Un ahuyentador de perros puede ser una buena solución para los problemas que pueden causar los perretes (y que dan especialmente rabia cuando no son nuestros). Muy variados en forma, entre los más habituales encontramos marcas de pis indeseadas, perros juguetones que se lleven al traste los parterres de flores o simpáticos ladridos a las cinco de la mañana.

En esta selección no solo hablaremos del mejor ahuyentador para perros, sino que también te daremos soluciones a todos estos problemas. ¿Cómo? Por suerte en el mercado hay muchos productos disponibles que pueden ayudarnos, como silbatos, espráis, dispositivos de ultrasonidos… Finalmente, también hablaremos de si los ahuyentadores funcionan o no. Por cierto, también puede resultarte de interés este artículo sobre cómo adiestrar a un perro.

El mejor ahuyentador de perros

Silbato ahuyentador de perros que también entrena

Código:

Este silbato no solo actúa como ahuyentador (ya que puede distraer a perros peligrosos) sinó que también puede usarse para entrenar a tu perrete, ya sea enseñándole a seguir órdenes (“siéntate”, “rueda”, “la patita”) o incluso ir al váter de casa. El silbato es muy ligero y lleva un cómodo cordón para que puedas colgártelo al cuello. Lo más interesante es que tiene una rosca para que puedas adaptar el sonido del silbato a tu perro (disponible para perros pequeños, medianos y grandes, aunque ajustarlo es muy sencillo: gira la rosca i silba hasta que consigas la reacción más fuerte de tu perro). Finalmente, el precio está muy bien y es muy ajustado para la fantástica calidad del silbato.

Como puntos negativos, parece que no funciona muy bien cuando está mojado y que tiene un tono muy agudo, con lo que si eres sensible a los sonidos puede resultarte molesto.

Selección de ahuyentadores de perros

En el mercado hay un montón de ahuyentadores para perros, y cada uno puede adaptarse a unas necesidades diferentes. ¡En esta lista encontrarás los mejores!

Ahuyentador por ultrasonido

Si tu problema no es solo que quieras ahuyentar al perro en cuestión, sino que también quieres te haga más caso o entrenarlo (para que deje de ladrar por las noches, por ejemplo), un entrenador con ultrasonidos como este puede resultarte de utilidad. Este aparato ahuyentador de perros tiene tres funciones: en primer lugar, el ultrasonido te ayudará a entrenar a tu mascota de forma muy fácil. En segundo lugar, el aparato tiene una función antiladrido para terminar con el molesto comportamiento del animal. Y en tercer lugar, puede usarse como una linterna.

Espray repelente para perros

Si tu problema es que no quieres que tus perros se acerquen a los juguetes de tus hijos, dejen de morder el sofá o incluso que se hagan pis donde no deben, puedes intentar detenerlos con un espray ahuyentador como este. Es totalmente seguro tanto para niños como para mascotas, con lo que solo tendrás que preocuparte de rociar los sitios a los que no quieras que se acerquen los perros.

También puede usarse en el exterior, algo especialmente útil si son los perros de los vecinos o los de la calle los que meten la pata donde no deben.

Disuasor de perros con ultrasonido

Similar a las opciones anteriores, este disuasor de perros no solo tiene buenos votos, sino también algunas funciones que te pueden resultar interesantes si lo que buscas es un aparato ahuyentador de perros que puedas llevarte de excursión, ya que este modelo tiene una práctica luz que se pone de color rojo cuando tiene batería baja. Además, se puede cargar por USB y también tiene un ajuste de frecuencia.

Ahuyentador de perros tipo pistola de agua

Si necesitas algo más drástico que el silbato ahuyentador de perros, y siempre que los perros estén en el exterior, puedes probar con este ahuyentador tipo pistola de agua. El funcionamiento es sencillo: un sensor de movimiento detecta que hay un visitante no deseado en la cercanía (en efecto, no solo funciona con canes sino con otros animales como gatos, pájaros, ratas…) y se activa soltando un chorro de agua que garantiza que el intruso se vaya con el rabo entre las piernas.

Además, se puede controlar fácilmente la distancia y el radio de acción del chorro y es muy fácil de montar.

Ahuyentador de perros muy mono

Y de nuevo un ahuyentador de perros que funciona mediante un ultrasonido, como puedes ver una de las maneras más populares de evitar a los perros no deseados. En este caso es un aparato muy cuco de color blanco, que a pesar de tener un diseño tan mono también puede usarse en el exterior y es impermeable. Es ideal tanto para educar a los perros como para detener comportamientos molestos (ladridos, mordiscos en el sofá…).

Manta de pinchos de plástico disuasoria

Rebajas Kyrieval Pinchos Anti...
Kyrieval Pinchos Anti...
No hay valoraciones

Si tienes una habitación en la que no quieres que entre el perro, o estás hasta el gorro de que te cave en las plantas, una opción interesante es una red de pinchos para poner en el suelo y evitar que las mascotas se acerquen al lugar el cuestión. Los pinchos son de plástico, con lo que molestan pero no hacen daño (solo faltaría, ¡pobres!). Este modelo viene en paquetes de uno o de dos y cada una tiene 30 centímetros de largo.

¿Funcionan los ahuyentadores de perro?

Perro aullando de noche

Miras las opiniones en Amazon de los mejores ahuyentadores de perro y hay quien jura que le funciona, pero también quien afirma rotundamente que es una engañifa i que su Papabertie sigue ladrando a las tres de la mañana como si nada, o de que sigue mordiendo los cojines del sofá a pesar de haberle dado un generoso chorretazo de espray. A continuación veremos quién tiene razón (si es que alguien la tiene) en los dos productos estrella de ahuyentadores: los basados en ultrasonido y los espráis de olor.

Los ultrasonidos, un tema con muchos puntos de vista

Perro corriendo en un bosque

Puede que los ultrasonidos sean el producto estrella que más ampollas levanta entre los usuarios. Recordemos un poco lo que son: estos aparatitos en principio emiten un sonido a una frecuencia tan alta que los humanos no pueden oír, pero que los perros sí. El principio de funcionamiento es que, al ser un ruido que los perros consideran como muy desagradable, provoca que dejen de ladrar y se alejen del sonido.

Los problemas más comunes a la hora de que no funcione un ultrasonido son dos: la calidad del aparato y la predisposición de tu perro.

Un perro sonriendo

Aunque hay aparatos que, efectivamente, emiten un sonido a la frecuencia que prometen, otros ultrasonidos lo hacen a una frecuencia menor (porque sale más barato), con lo que ni tu ni el perro oiréis nada y su éxito, evidentemente, dejará mucho que desear. Y este es uno de los mayores inconvenientes que te encontrarás a la hora de comprar un ultrasonido, como el ruido no es audible para los humanos, es posible que no llegues a saber si funciona o no.

Además, hay que tener en cuenta que, aunque el aparato funcione y efectivamente esté emitiendo un ruido que el perro pueda oír, ¿cómo sabes que simplemente no lo ignorará? Como en el caso de los aparatos ahuyentadores de ratones y cucarachas, que supuestamente también emiten frecuencias que ahuyentan a estos desagradables animales, los perros simplemente pueden aprender a ignorar el ultrasonido, con lo que su predisposición también será importante para ver si es una solución que puedas plantearte o no.

Los espráis de olor

Un perro oliendo algo que no le gusta

Hablemos ahora de los olores, la otra gran manera de mantener a los perros alejados de jardines, sofás y otros lugares. La mayoría se basan en el hecho de que los perros odian el olor a cítricos, con lo que están hecho a base de limón y naranja. El problema principal que presentan los espráis comerciales ahuyentador de perros de este estilo es su efectividad.

De nuevo, la calidad del producto es clave para que funcione. Algunos son simples ambientadores que huelen a la huerta valenciana, mientras que otros contienen otros elementos que efectivamente mantienen al perrete alejado. Es especialmente recomendable que optes por un buen espray para evitar problemas como irritación ocular, algo que también puede darse con soluciones naturales, que pueden irritar a tu mascota.

El problema principal de los espráis está relacionado con el tiempo de efectividad que tienen. A medida que pasan las horas, los olores ahuyentadores se van diluyendo, especialmente si ha llovido o si el lugar que has rociado se ha mojado, por eso hay que seguir rociando la zona continuamente.

¿Existen los ahuyentadores de perros naturales?

Perro en el jardín

Puedes hacerte tu propio ahuyentador de perro si quieres, es muy sencillo. A continuación te listamos unas cuantas ideas y consejos para hacerlos:

  • El mejor ahuyentador de perros natural, como decíamos, son los cítricos. Puedes poner un vaso de zumo de limón en la zona a la que quieres que no se acerque tu perro. Sobre todo no pongas ni trozos de cítricos ni peladuras en el jardín: atraen a las ratas y a otros animales.
  • Los otros olores ahuyentadores más afectivos son el amoniaco y el vinagre. Puedes ponerlo en las zonas del jardín que quieres mantener a salvo, pero cuidado: demasiada cantidad puede matar a las plantas. Igualmente, cuidado con los tejidos, ya que estos productos pueden mancharlos irreversiblemente.
  • Los perros también odian la pimienta. Pero es mejor no usarla, ya que puede causarles irritación en los ojos y en el cuello.

Dónde comprar un buen ahuyentador de perros

Perro jugando y mordiendo

Si lo tuyo no son las soluciones naturales, lo más probable es que quieras comprar un buen ahuyentador de perros. Los lugares más comunes donde encontrarlos son:

  • En Amazon tienes ahuyentadores para todos los gustos, con lo que puedes comparar, informarte, y ver cuál es el que más te interesa. Encima te lo traen a casa en un periquete, con lo que además de su interminable oferta no tendrás que esperar mucho.
  • Otro de los lugares más lógicos donde comprar estos productos son los almacenes tipo Leroy Merlin, en los que tienen una selección interesante de ahuyentadores, especialmente si quieres colocarlo en el jardín. Incluso en tiendas como Decathlon encontrarás este tipo de dispositivos, en este caso más orientados al entrenamiento de tu mascota.
  • Finalmente, las tiendas de mascotas como TiendaAnimal también tienen productos de este estilo. Lo bueno de estos sitios es que puedes ir físicamente a la tienda y ver lo que tienen con una atención más personalizada. Además, en caso de que lo quieras devolver tienen muchas facilidades.

Encontrar un ahuyentador de perros es una tarea titánica que dependerá de muchos factores, pero esperamos haberte echado una mano. Dinos, ¿conocías estos productos? ¿Los has probado? ¿Tienes alguno que recomendar? Recuerda que puedes contarnos lo que quieras en los comentarios, ¡nos encantará saber qué opinas!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.