El Akita americano, un perro con mucha energía

Precioso ejemplar de Akita americano

Si quieres compartir tu vida con un perro que sea tranquilo, inteligente, y que además tenga mucha energía, sin duda alguna te recomendamos el Akita americano. Esta hermosa raza es maravillosa: no sólo es preciosa, sino que también es con la que más podrás disfrutar de tus salidas al campo o a la montaña.

¿Te apetece saber más cosas sobre él? Si la respuesta es afirmativa, ya sabes, continúa leyendo 😉 .

Origen e historia del Akita americano

Akita americano, de pelo blanco y negro

Los orígenes de este increíble peludo son los mismos que los del Akita Inu. Sus ancestros eran perros de caza que se llamaban ”Matagi Akitas”. A partir del siglo XVII se usaron como perros de pelea.

Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial se cruzaron con Pastores alemanes, consiguiendo así que poco a poco se convirtieran en lo que son hoy, pero no en Japón, que es su verdadero país de origen, sino en los Estados Unidos.

Características físicas

Es un perro de tamaño grande, con una altura a la cruz de 66 a 71 centímetros a la cruz y un peso de 45-66kg en el caso del macho, y de 5cm menos y de 36 a 54kg en el caso de la hembra. Su cuerpo es un poco más largo que alto, musculoso, protegido por una capa doble, siendo la interior espesa, densa y suave, y la externa recta, que puede ser de cualquier color. La cabeza es ancha y triangular, con ojos pequeños pero bien proporcionados. Las patas son robustas y la cola la lleva enroscada por encima del dorso.

¿Cuántos años vive un perro Akita americano?

La esperanza de vida promedio es de 9 a 10 años, si recibe todos los cuidados que necesita.

Comportamiento y personalidad del Akita americano

Este precioso perro es un peludo inteligente, obediente, con mucha energía y algo terco. Además, es tranquilo y tiene un carácter estable. Aunque es un poco reservado, es fácil hacerse amigo de él, independientemente de la edad que tengas 😉 . Disfruta aprendiendo cosas nuevas y saliendo a hacer ejercicio con su familia, por lo que podrás empezar a adiestrarlo desde muy joven.

Cuidados

Akita americano jugando con una rama

Alimentación

El Akita americano es una raza preciosa con un nivel de energía muy alto. Es por eso por lo que es muy importante proporcionarle una comida de excelente calidad, para que pueda jugar y correr todo lo que quiera. En el mercado hay muchas marcas, pero es aconsejable apostar por aquellas que hacen piensos sin cereales, como por ejemplo Applaws o Taste of the Wild.

Si tienes dudas, siempre puedes comprobar la etiqueta de los ingredientes de varios piensos, u optar por darle comida natural o Dieta Yum.

Higiene

Conseguir que el can esté bien limpio a diario es un objetivo un poco difícil de alcanzar, especialmente si vives en el campo y/o tienes un jardín donde el animal puede salir a estirar sus patas y jugar. Aún y así, existen productos que te serán muy útiles, puesto que eliminarán buena parte de la suciedad: los champús en seco.

Se lo echas bien por todo el pelaje, se lo masajeas, dejas actuar un periodo de tiempo muy corto (en el mismo envase lo verás especificado), y por último se lo cepillas.

Además, una vez al mes será necesario darle un buen baño.

Ejercicio

El ejercicio debe de formar parte de la vida diaria del Akita americano. Ya desde cachorro tienes que enseñarle las órdenes básicas (sienta, ven, quieto) utilizando las técnicas de educación en positivo. Más adelante puedes pensar en apuntaros a algún club de deporte canino, como el agility o el disc dog.

Salud

En general es una raza que goza de buena salud. Pero esto no significa que no vaya a enfermar nunca. Si ves que no quiere comer, o que está triste, deberás de llevarlo al veterinario para que te diga qué es lo que le ocurre, por qué, y cómo tratarlo.

Por otra parte, debes tener en cuenta que hay ciertas enfermedades comunes en el Akita americano, como la displasia de retina y la displasia de cadera.

¿Cuál es la diferencia entre Akita americano y japonés?

Akita americano de pelo marrón tumbado en el césped

Tanto el Akita americano como el Akita inu (o akita japonés) tienen características comunes, pero también diferencias notables. De hecho, nuestro protagonista es más grande y musculoso, llegando a pesar unos 52kg; el Akita japonés pesa unos 45kg. Asimismo, la cabeza del Akita americano es más ancha y voluminosa, con ojos más pequeños.

Si hablamos de colores, en el Akita americano se aceptan todos los colores y patrones, inclusive la máscara oscura. En el Akita inu puro solo se verá el blanco, el rojizo y el sésamo.

¿Cuánto cuesta un Akita americano?

Si quieres que te acompañe un magnífico perro Akita americano a dar tus paseos o a entrenarte, y si estás dispuesto a darle mucho cariño, puede ser que andes pensando en comprar uno, ¿verdad? Si has respondido que sí, decirte que el cachorro comprado en un criadero profesional cuesta alrededor de 500 euros.

Fotos del Akita americano

Echa un vistazo a estas preciosas fotos:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.