Akita inu, un perro muy especial

El perro Akita inu es uno de los más antiguos

El Akita inu es una de esas razas de perros que con solo verla te enamora. Tiene una mirada muy dulce, y un pelaje tan denso que apetece acariciar una y otra vez. Sin embargo, es un animal muy especial que podrá ser feliz solo si la familia está dispuesta a dedicarle todo el tiempo que necesita. ¿Será la tuya?

Te animo a descubrirlo en este especial que dedicamos a la que es una de las razas más antiguas del mundo.

Origen e historia

El Akita inu es una raza con más de 3000 años de historia

Imagen – Wikimedia/B@rt

El Akita inu es una raza con más de 3000 años de historia. Originario de Japón, se utilizó como perro de caza de osos (llamado Matagi-inu), perro de guerra (Kurae-inu) y perro de providencia (Odate-inu). Pero a partir del 1603 los humanos quisieron usarlo como perro de pelea, de modo que lo cruzaron con el Tosa Inu o el Mastín inglés, lo cual puso en peligro el Akita inu puro.

Afortunadamente, en 1908 las peleas de perros se prohibieron y la raza pudo recuperarse, sobretodo a partir del 1927 cuando el comandante de Odate creó una »Sociedad de Preservación del Akita inu».

Hoy día está considerado como el perro nacional del país nipón, incluso fue designado Monumento Nacional en el 1931. Tristemente, de nuevo en la Segunda Guerra Mundial tuvo que pasar por una muy mala época: la piel fue utilizada para confeccionar ropa para los militares, y la carne pasó a ser alimento. Aquellos que querían a los Akitas, pudieron llevar ejemplares a aldeas y pueblos pequeños, donde fingían tenerlos como perros de guardia. Algunos de ellos se cruzaron con el pastor alemán.

Tras la Guerra, se vendieron varias hembras a los norteamericanos, lo que dio lugar a una nueva raza: el Akita americano, que tenía rasgos más propios del pastor alemán y del mastín. Sin embargo, con los que se quedaron en Japón han podido ir eliminando esos rasgos extranjeros, devolviéndole a la raza Akita inu su belleza natural.

Características físicas

Se trata de un animal grande y fuerte. El macho pesa de 34 a 53kg y la hembra de 30 a 49kg, y miden de 64 a 71cm de alto, siendo la hembra más baja que el macho. Su cuerpo es robusto, cubierto por doble capa de pelo siendo la interna suave, y la externa áspera y corta de color rojo, sésamo, atigrado o blanco puro.

El tamaño de su cabeza es proporcional del cuerpo. Sus orejas son más bien pequeñas, triangulares y se mantienen erguidas e inclinadas ligeramente hacia delante. La nariz suele ser de color negro, al igual que los ojos. Sus patas son palmípedas, lo que le permite nadar sin dificultad.

Tiene una esperanza de vida de 10 años.

Comportamiento y personalidad

A pesar de lo que pueda parecer, se trata de un perro tranquilo, reservado, y paciente, que se sentirá especialmente apegado a sus cuidadores. Además, siempre que se le trate con respeto y cariño será eso lo que muestre a los demás. Eso sí, hay que tener presente que tiene un instinto protector muy fuerte hacia la familia y hacia sus cosas, pero no causará problemas si se le adiestra desde cachorro.

También hay que saber que no ladra si no es una buena razón, de modo que si nuestro peludo lo hace tendremos que prestarle atención.

Cuidados

Alimentación

¿Qué darle de comer a un Akita inu? Como estamos hablando de un perro al que es importante sacarlo a hacer ejercicio todos los días para que esté tranquilo y, muy especialmente, para que sea feliz, es muy recomendable darle pienso seco con un alto contenido en proteínas de origen animal.

La frecuencia va a depender un poco de tu perro. Debes de tener en cuenta que hay canes que necesitan comer tres veces al día, hay otros que dos, e incluso hay algunos que solo comen una vez. Si ves que tu peludo se conforma con comer dos veces al día, y no le ves buscando comida el resto del tiempo, entonces es probable que no hace falta que le des más.

Eso sí, si por el contrario vieses que se queda con hambre, no dudes en darle más comida. Pero revisa también su peso, puesto que si cogiese kilos de más tampoco sería bueno para él ya que le podrían causar problemas de salud como diabetes o hipertensión.

Higiene

El pelaje de este animal es una de las partes del cuerpo que más se ensuciará, y por lo tanto, más habrá que limpiar. Una vez al mes dale un buen baño utilizando agua templada y un champú para perros. Si le tiene mucho miedo al agua, puedes mantenerlo limpio con un champú en seco, puesto que no necesitarás bañarlo.

Asimismo, es importante cepilarle a diario. Para ello hay un cepillo muy recomendable llamado Furminator. Este es tan eficaz que es capaz de eliminar alrededor del 90% del pelo muerto.

Si hablamos de sus ojos y orejas, has de revisárselos de vez en cuando, y limpiárselos con productos especiales que te puede vender tu veterinario.

Ejercicio

Es un perro tranquilo, pero no vamos a engañarte: como todo buen perro que se precie, si no sale a hacer ejercicio va a mostrar su lado más… rebelde. Así pues, sácalo a pasear todos los días, y si eres deportista, aprovecha y llévatelo contigo a correr.

Salud

El Akita inu es un perro que goza de buena salud, pero a medida que envejece es posible que sufra una torsión gástrica, o displasia de cadera. De todos modos, esto es algo que se puede detectar rápido si se lleva al can a la clínica u hospital veterinario para que el profesional le haga una revisión cada año.

Obviamente, si no quieres que tenga crías, es muy aconsejable llevarlo a castrar.

¿Cuál es la diferencia entre el Shiba Inu y el Akita Inu?

Ambas razas se parecen mucho, pero sin duda la principal diferencia es su tamaño: mientras el Shiba Inu pesa entre los 8 y los 15kg, y mide entre 35 y 40 centímetros desde la punta de la nariz hasta la cola, nuestro protagonista pesa entre 35 y 55kg y mide entre 60 y 70 centímetros.

Otro detalle importante a la hora de elegir una raza u otra es, como no podía ser de otra manera, el carácter. Al Shiba Inu, si bien le cuestan los cambios, se adapta mejor que el Akita Inu a ellos.

Por último y no menos importante, la esperanza de vida de uno y otro cambia. El Shiba Inu puede vivir entre 12 y 15 años, pero el Akita Inu entre 10 y 12 años.

¿Cuánto cuesta un Akita inu?

Si te has decidido a comprar un cachorro, debes tener presente que más o menos el precio es de unos 1000 euros.

Hachiko, el Akita inu más leal

Restos de Hachiko expuestos en un museo de Tokio

Restos disecados de Hachiko expuestos en el Museo de naturaleza y de ciencia de Tokio.
Imagen – Wikimedia/Momotarou2012

¿Conoces la historia de Hachiko? Este hermoso animal, que nació en Odate el 10 de noviembre de 1923 y falleció en Tokio el 8 de marzo de 1935, será recordado por la lealtad que demostró a su cuidador Hidesaburo Ueno, que era profesor del Departamento de Agricultura en la Universidad de Tokio.

Desde que Ueno se lo encontró, Hachiko lo acompañaba cada día a la estación de Shibuya, y se quedaba ahí, esperándole hasta que terminara su jornada laboral. Pero el 21 de mayo de 1925 el profesor no volvió. Había sufrido un paro cardíaco mientras daba clases, y falleció.

El can no se movió de la estación de tren durante los siguientes 9 años de su vida, durante los cuales fue alimentado y cuidado por las personas que habían sido testigos del cariño que sentía por su humano.

Un año antes de su muerte, en abril de 1934, se erigió una estatua en la estación en honor a Hachiko, el cual estuvo presente. A día de hoy, cada 8 de marzo se le conmemora en dicha estación.

Fotos 

Por último, te adjuntamos una serie de preciosas fotos para que las disfrutes:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.