Alergia alimentaria en los perros

En la actualidad las alergias alimentarias constituyen cerca del 10% de la cantidad total de las alergias que se presentan en los canes. Esta es la tercera causa más frecuente después de la dermatitis atópica y la picadura de la pulga.

Las alergias con respecto a los alimentos o agregados representan el 20% aproximadamente de las causas del rascado y la comezón de los perros.

¿Alergia alimentaria o intolerancia?

Este tipo de alergias por lo general afectan a perros o gatos por igual. Pero a diferencia de la dermatitis atópica, no hay una relación específica entre las alergias alimentarias y las distintas razas.

Estas alergias perjudican tanto a machos como a hembras por igual, sin importan si están esterilizados o no y pueden aparecer desde los cinco meses de edad. Existe un diferencia que tenemos que hacer  entre lo que es la intolerancia alimentaria y las alergias alimentarias.

Por ejemplo, si a nuestro perro le damos de comer pollo y después de un rato lo vomita y además tiene diarrea y le damos una vez más pollo y vuelve a pasar exactamente lo mismo, entonces esto significa que nuestra mascota presenta un caso de intolerancia. Por otro lado, si  le damos de comer pollo y en este caso le sienta bien y no presenta vómitos ni diarrea, pero tiene comezón en sus patas, sus orejas o su pecho, esto quiere decir que nuestra mascota tiene una alergia alimentaria.

En el caso de las alergias alimentarias, presentan síntomas muy particulares como los problemas en la piel y comezón,  a menudo relacionados con alergias caninas, mientras que la intolerancia alimentaria por lo general puede llegar a causar vómitos al igual que diarrea y además no crea ninguna clase de respuesta alérgica típica.

La intolerancia alimentaria de los animales es muy parecida a la que presentamos los seres humanos, ya que contraemos diarrea o dolor en el estómago cuando ingerimos alimentos fritos o picantes por decirlo de alguna manera. Pero por fortuna, tanto las alergias alimentarias como la intolerancia, se pueden eliminar mediante una dieta que no contenga agentes ofensivos.

Se ha demostrado por medio de varios estudios, que algunos de los ingredientes de la comida son más propensos a provocar alergias alimentarias que los otros.

Las causas más frecuentes de las alergias alimentarias que ocurren en los perros son producto de los lácteos, cordero, pollo, huevos de gallina, trigo, maíz, soja y pescado. Por lo tanto, la causa más habitual viene justamente de los componentes más comunes que tienen los alimentos para perros y este parecido no es debido a una casualidad.

Mientras que algunas  de proteínas pueden llegar a ser levemente más antigénicas que las demás, otras son muy parecidas tanto en forma como en episodios de reacciones alérgicas y posiblemente se relacionan con la cantidad que se suministra.

Síntomas de las alergias alimentarias

Uno de los síntomas principales de las alergias alimentarias es la comezón o picazón que afecta especialmente lugares como la cara, las orejas, las pezuñas, las patas delanteras, la zona alrededor del ano y las axilas. Además, estos síntomas pueden incluir infecciones periódicas o crónicas en el oído, caída del pelo o calvicie en el pelaje, rascarse demasiado, puntos calientes e infecciones de la piel que son causadas por el uso de antibióticos, que aparecen una vez más luego de interrumpir su administración.

Existe evidencia de que los perros que tienen alergias a ciertos alimentos y en algunos casos pueden presentar una frecuencia mayor en los movimientos del intestino. Además se han realizado unos cuantos estudios que indican que los perros que nos son alérgicos tienen cerca de 1,5 defecaciones diarias en cambio, los perros que tienen alergias alimentarias pueden 3 y hasta más veces al día.

Es muy complicado diferenciar entre un perro que sufre de alergia por algún alimento y otro que  sufre de atopia u otra clase de alergia basándose solamente en los signos físicos.

No obstante, existen algunas señales que incrementan las sospechas de que lo que está padeciendo nuestra mascota sea una alergia. Una de estas, son los frecuentes problemas en el oído, que pueden estar asociados con alguna infección causada por un hongo.

Síntomas de las alergias alimentarias

Otro de los signos que se presentan son los problemas moderados o crónicos de la piel, sobre todo si se trata de un perro joven. Un tercer síntoma es, si notamos que nuestro perro padece de alergias durante todo el año o también si estos signos aparecen en la temporada de invierno.

Además, si tiene comezón en toda la piel de forma frecuente y tampoco responde a ninguna clase de tratamiento que contenga esteroides, entonces este también puede ser una señal de una alergia alimentaria.

A causa de que muchos otros problemas pueden provocar síntomas muy parecidos y que además en muchas ocasiones nuestras mascotas sufren más problemas  que solamente alergias alimentarias, por lo tanto es primordial que podamos identificar y al mismo tiempo tratar correctamente los otros problemas antes de someter a nuestra mascota a un análisis para descartar una alergia alimentaria.

Las alergias por picadura de pulga, la atopia, la sarna sarcótica, la hipersensibilidad causada por los parásitos que se encuentran dentro del intestino, las infecciones por bacterias y la levadura, pueden provocar síntomas muy parecidos  a las alergias por los alimentos.

Desde hace bastante tiempo existen en los supermercados una variedad bastante amplia de estas dietas. Consultar con el veterinario puede ser una excelente opción  en estos casos, ya que un especialista nos puede ofrecer una mejor ayuda para ofrecerle a nuestro can una dieta de calidad.

Igualmente, podemos encontrar dietas especiales que tienen tanto carbohidratos como proteínas que se descomponen en pequeñas partes moleculares, provocando así  que una reacción alérgica quede totalmente neutralizada.

A esta clase de dietas se les conoce con el nombre de dietas de proteína hidrolizada. Para estos casos las dietas hechas en casa se usan a menudo, ya que cada ingrediente puede ser controlado con mucho cuidado.

Independientemente de la dieta que utilicemos, lo más importante es que eso debe ser lo único que puede ingerir el perro durante las próximas 12 semanas. Esto quiere decir que no podemos darle ningún tipo de medicina que tenga sabor, tampoco de carne cruda y mucho menos juguetes con sabores de alimentos, definitivamente todo eso está prohibido mientras transcurre dicho tiempo. Tan solo le daremos a nuestro can su alimento especializado y su agua.

Si queremos darle a nuestra mascota alguna clase de galleta para perros, snacks o premios, obligatoriamente tiene que estar basado en el alimento que le estamos proporcionando en la dieta.

También debemos tener el control absoluto del acceso que pueda tener el perro a otras comidas y de la basura, de esta manera vamos a poder registrar cualquier incidencia que tenga relación con este problema para el control veterinario.

Por lo general, los veterinarios suelen dar como recomendación llevar esta clase de dieta especializada por lo menos durante tres semanas, sin embargo, nuevos estudios indican que en los canes que padecen de estas alergias y se les ha aplicado dicha dieta, cerca del 26% de ellos respondieron de forma positiva después del día 21, aunque la mayoría de estos dieron respuesta al finalizar el lapso de 12 semanas.

Si nuestra mascota presenta una disminución importante o eliminación total de los síntomas, entonces podemos darle nuevamente su alimento normal. Esto se le conoce con el nombre de Prueba de Provocación y es fundamental para que podamos ratificar el diagnóstico. En caso de que los síntomas aparezcan una vez más después de comenzar con la dieta normal, entonces se confirma la sospecha de alergia alimentaria. Si por el contrario no hay ningún cambio en los síntomas, pero todavía existe la sospecha de una alergia producto de los alimentos, se le puede agregar un nuevo alimento en su comida.

Este es uno de los mejores métodos que existen para que podamos saber si nuestro perro sufre de alergia alimentaria y que causa dicha alergia.

Tratamientos

El veterinario es quien indiscutiblemente debe proporcionar un tratamiento apropiado basándose en el tipo de alimento que el perro ingiere y después los elementos causantes son eliminados por completo de la dieta.

Un remedio que podemos utilizar, pero a corto plazo, es darle antihistamínicos, ácidos grasos y esteroides, sin embrago la mejor solución es erradicar por completo los agentes dañinos en la dieta del can.

Si tomamos la decisión de alimentar a nuestro perro con una dieta casera, podemos probar de forma periódica al animal agregando nuevos ingredientes para poder precisar cuáles son los ingredientes que le están provocando las alergias alimentarias.

Es muy importante que las dietas hechas en casa sean equilibradas y que contengan la cantidad adecuada de cada uno de sus nutrientes. Las dietas caseras a largo plazo tienen que ser desarrolladas únicamente por un nutricionista veterinario.

Debemos tener en cuenta que algunos perros que padecen de alergias alimentarias también pueden desarrollar alergias si se les proporciona el alimento durante un largo periodo de tiempo.

Si los síntomas regresan nuevamente lo más recomendable es llevar a nuestra mascota con el veterinario. 

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Categorías

Enfermedades

Mi nombre es Lurdes y entre mis aficciones se encuentran las de escribir y leer. Soy una gran amante de los animales y llevo desde que llevaba pañales rescatando y cuidando de ellos. Me paré en tercero de B.U.P y actualmente estoy estudiando la medicina alternativa, temática que también me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.