¿Bañar a una perra en celo es malo?

Baña a tu perra de vez en cuando

Son muchas las personas que desconocen por completo el proceso por el que pasa una perra que se encuentra el celo. Este momento es delicado, pues un descuido puede dar lugar a una camada de cachorros indeseada. Aunque lo más seguro es esterilizar a la perra son muchas las personas que se deciden a controlar el celo pero para ello hay que tener algún conocimiento sobre este proceso.

Una pregunta que pueden llegar a hacerse muchos dueños es si es posible bañar a una perra en celo. Durante este proceso la perra puede estar molesta, pero lo cierto es que es posible bañar a la perra sin problemas en este periodo, pero siempre tenemos que tener en cuenta que la perra está más sensible.

Qué es el celo de la perra

Puedes bañar a tu perro en celo

El celo de la perra es un proceso que comienza cuando las hormonas estrógenos y progesterona cambian sus niveles. Esto afecta a la perra, la cual va pasando por varias fases durante lo que dura el celo. Este proceso puede durar entre dos y cuatro semanas. Durante la primera fase la perra atraerá con sus cambios hormonales a los machos, ya que su olor corporal cambiará y esto lo notarán los machos. No obstante, en este periodo la perra todavía no tendrá ese instinto y rechazará al macho con gruñidos y apartándose. Es un momento delicado porque puede dar lugar a reacciones un tanto violentas por parte de la perra, que se verá agobiada por los machos que puedan acercarse.

A la hora de reconocer el celo en la perra tendremos que fijarnos en si hay sangrado, lo cual se da ya en la primera fase, cuando el cuerpo de la perra se prepara para ovular. Algo muy significativo es que la vulva de la perra estará inflamada durante el celo. Esta es la forma más sencilla de reconocer este proceso y así tenerlo controlado. El sangrado está repleto de feromonas, las cuales atraerán a los machos. La perra también orinará con más frecuencia en un instinto por compartir las feromonas y esparcirlas en más lugares. Para el periodo de sangrado hoy en día se han creado unas braguitas especiales que además ayudan a que no manche por casa, aunque el sangrado suele ser escaso.

En la siguiente fase es cuando la perra puede comenzar a aparearse con los machos, por lo que ya estará receptiva. Este es sin duda el momento más delicado, porque es cuando fácilmente puede quedarse embarazada. Atraerá a los machos y en esta ocasión no los rechazará, por lo que debemos tenerla controlada. Después de esta fase, que dura unas semanas, las hormonas vuelven a su estado normal, por lo que la perra ya no atraerá a los machos y no tendremos que preocuparnos en este sentido, hasta la próxima fase del celo. Cada perra cuenta con unas fases diferentes que pueden tener distinta duración, por lo que es mejor tener controlado el tiempo en nuestra perra para saber cuánto tarda en volver a tener el celo.

¿Se puede bañar?

Si te preguntas si durante este periodo se puede bañar a la perra, la respuesta es sí. No hay ninguna razón por la que no podamos bañarla, por lo que podemos seguir manteniendo sus hábitos de higiene. De todas formas, el olor que desprende seguirá ahí, porque es una cuestión hormonal.

Bañar a la perra durante el celo sigue el proceso de siempre. Solo hay que tener en cuenta que la perra puede estar un poco más sensible y molestarse, pero si está acostumbrada al baño no habrá ningún problema. Tendremos que tener un lugar adecuado para bañarla, teniendo en cuenta que además durante este periodo se lame mucho los genitales por el sangrado. Hay que bañarla con champú adecuado para perros y secarla de forma habitual.

Cómo bañar a una perra en celo

Baña a tu perra en celo con calma

Como sabes, cuando una perra tiene el celo se lame mucho más, además de que puede dejar gotitas de sangre por el suelo. Por eso, es recomendable que, para mantener una buena higiene, se bañe a la perra. Ya sabes que no le pasará nada, ni tampoco se le cortará el celo por bañarla. Ahora bien, a la hora de hacerlo, conviene que sigas unas pautas que le ayuden:

Tómate el baño con más paciencia

Debido a que está con el celo, tu perra puede estar más sensible. Por eso, es mejor que, a la hora de bañarla, intentes dedicarle más tiempo del habitual para que se relaje. Si está acostumbrada a bañarse, no habrá mucho problema porque lo hagas; pero si no es así, lo mejor que puedes hacer es tratar de calmarla e ir poco a poco.

Cuidado con la temperatura del agua

Todos sabemos si nuestro perro es más caluroso o friolero, si le gusta más el agua fría o la caliente. Pues bien, a la hora de bañarla, cuando tenga el celo, es mejor que uses agua templada para que no se sienta mal. Procura no alargarlo demasiado.

Báñala de manera suave

A ser posible, intenta no alargar demasiado el baño, y centrarte en lavarla rápido. Si hace mucho que no la has bañado, tendrás que hacerlo bien, pero si no lleva tanto, porque le dediques menos tiempo no pasará nada, sobre todo porque está más sensible y puede estresarse.

De hecho, te recomendamos que no roces demasiado la zona trasera de tu perra. Primero, ella se pondrá nerviosa si la tocas; pero es que también está más sensible y el roce puede molestarle.

Sécala bien

Eso sí, ten en cuenta que la zona genital va a seguir manchando, así que a la hora de secarla puede ensuciar la toalla que utilices.

No te olvides de cepillarle el pelo bien porque, además de ser una ayuda para eliminar el pelaje muerto, también va a ser relajante para ellas. Eso sí, no te asustes si notas que tu perra pierde más pelo del habitual. Cuando una perra está con el celo puede perder más pelo, pero este lo recuperará después sin ningún problema.

Dale un premio

Para terminar el baño, muchos dueños lo que hacen es darle un premio a sus perros por haberse portado bien. Y, en este caso, puede ser una buena forma de premiar a tu perra por haberse dejado bañar sin problema.

¿Qué hacer si sangra demasiado en el celo?

Hay perras, como ocurre con las mujeres, que sangran más de lo habitual, o que incluso pasan más de su higiene, con lo que provoca que dejen gotas de sangre, o que no se limpien bien. Eso, cuando la perra está en el jardín, no se nota tanto. Pero si tu perra es de interior, pasear por tu casa y ver sangre no es algo agradable.

Para evitarlo, además de bañarla para ayudar a mantener una higiene adecuada a fin de que no merme la salud de tu mascota, conviene que también consideres otras opciones, como por ejemplo es el uso de las bragas o pañales para perros. Aunque te parezca una tontería, esto te puede ayudar a que no vaya ensuciando la casa de sangre, y también a ver cuánta cantidad de sangre pierde.

Si es mucha, convendría acudir al veterinario para que la valorara ya que podría tener algún problema de salud.

Problemas de bañar a una perra en celo

Si bien te hemos comentado que no hay ningún problema de bañar a una perra en celo, conviene que sepas que, debido a su estado, sí puede tener problemas de irritaciones o infecciones vaginales. Esto se debe sobre todo al hecho de que tiene la vulva inflamada; es decir, está más sensible en esa zona.

Por eso, se recomienda que, a la hora de lavarla por ahí, seas mucho más suave con lo que uses para bañarla, ya sea una esponja, un guante, o similar. Además, debes limpiarlo muy bien y secarlo para que bacterias o microorganismo entre en contacto con ella.

Si lo hacen puedes enfrentarte a problemas vaginales, fáciles de solucionar, pero molestos al fin y al cabo. Por ejemplo, infección (que se agravaría a la hora de orinar), picores, ardor… Todo eso molestará mucho a tu perra y requerirá una visita al veterinario para que solvente el problema.

Bañar a una perra en celo en la playa

Las perras en celo pueden bañarse en la playa

Una de las situaciones en la que puedes encontrarte es que tu perra se ponga en celo estando de vacaciones en la playa. Puede ocurrir, y quizá tengas la duda de si realmente puedes bañarla en la playa o no.

Ante todo, debes saber que la playa donde vayas con tu mascota sea una donde se admitan, ya que, de lo contrario, te vas a arriesgar a una multa, y desde luego no es nada agradable.

Por lo demás, no tienes que preocuparte porque tu perra se bañe. No le pasará nada, y será como si tú la bañaras. Además, el agua salada no le hará ningún mal.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.