Descubre la raza Bichón Habanero

Bichón habanero blanco

El Bichón Habanero también es conocido como Bichón Habanés y destaca por ser el perro nacional de Cuba. Este pequeño perro se caracteriza por un suave y bonito pelaje y por ser el perro ideal de compañía, no en vano Bichón es un término francés para ‘perrito faldero’.

Hoy conoceremos una raza de la que poco se habla en Europa, ya que se desarrolló en Cuba. Se trata de un animal que se parece a los perros pequeños que también se conocen como Bichón, como el Frisé, y que sin embargo no tienen tanto que ver. Por su tamaño y su carácter hablamos del perro de compañía perfecto. ¿Quieres conocerlo?

Historia y origen del perro

Bichón habanero rojizo

Los orígenes de este perro se remontan al Mediterráneo, por lo que surgió en Europa, aunque no están claros los cruces que pudo haber para crear la raza. Es un perro que se encontraba entre Italia y España y que finalmente se desarrolló como raza en Cuba, en donde fue el perro de la aristocracia del siglo XIX, muy apreciado por su aspecto bello y su estupendo carácter.

El Bichón cubano es tan sólo uno de los nombres que puede recibir una raza de perros por la que también corre sangre tanto de Caniches enanos como de Poodles alemanes. Otras denominaciones posibles, popularmente conocidas, son Bichón habanés o de la Habana, Bichón havanais o havanese. Por otro lado, es considerado en Cuba como el perro nacional del país.  

Por último, además de la ya dicha ascendencia, el Bichón cubano comparte su origen con los otros bichones. Estos últimos descienden, a su vez, del cruce de un tipo de perro ya extinguido (el barbet) así como de los canes conocidos como “falderos de la cuenca del Mediterráneo”.

Para entender el presente, hay que arañar el pasado. Por eso y para comprender lo fantástico que es este perro, deberemos entender de dónde viene y quién fue ayer. En este sentido podemos decir que sus comienzos como raza se remontan a los lejanos siglos XVIII y XIX, donde desembarcaron en Cuba los primeros ejemplares, denominados en ese momento como “blanquitos de la Habana”

Hay que decir que lo de Habanero se utilizó por el color de su pelaje en el tono tabaco rojizo o marrón. De ahí que el perro fuese denominado de esta forma. Durante el siglo XX cayó en el olvido en la isla y la raza se fue perdiendo, conservándose algunos ejemplares fuera, en Estados Unidos, algunos de los cuales fueron llevados de vuelta años más tarde para volver a tener en la isla a la raza nacional. En la actualidad es un perro que apenas tiene presencia en Europa pero es más conocido en lugares como México, Estados Unidos, Cuba e incluso Canadá, a donde fueron llevados por los emigrantes.

Características físicas del Bichón Habanero

Bichón habanero

Este perro puede ser incluido entre las razas de perros pequeños, porque su peso ideal está entre los 4 y los 7 kilos, siendo los machos siempre un poco más grandes que las hembras. Es un perro que parece robusto, aunque gran parte de la culpa la tiene su pelaje, que es largo y abundante. Es bastante liso sin llegar a serlo del todo, con cierta ondulación.

El pelo es una de sus señas más características, y lo suele llevar largo y cuidado, es lo más habitual. El color es variado, aunque se conocer por el habanero, el castaño rojizo. Hay otros tonos como el blanco sólido o con manchas negras o rojizas. Hay que decir que el perro tiene un solo manto, no como ocurre con otras razas que tienen un pelaje interno de aislamiento. Aunque esto ocurre en los climas más fríos. La capa interna de pelo es ausente o poco desarrollada.

Su cuerpo es ligeramente más largo que alto, con una cabeza en la que destacan unos ojos vivaces en un tono marrón oscuro. Sus orejas son algo levantadas y la cola puede estar enroscada o recta con una curva en la punta, totalmente rodeada por pelo largo.

Carácter del perro

Bichón habanero feliz

Una de las mejores partes a la hora de definir a este perro es cuando llegamos a su carácter. Es un perro adorable, vivaz y juguetón. Resulta perfecto para convivir en familia, pues hará mucha compañía a niños y personas mayores. Su tamaño también lo hace apto para este fin, ya que los niños pueden jugar con él sin lastimarse.

Estos perros son muy sociables, tanto con personas como con perros. Tendrán curiosidad por todo y harán amigos muy fácilmente en los parques. Además, son inteligentes y acatan rápidamente las órdenes, por lo que siempre serán una buena raza para quienes no tengan demasiadas nociones de adiestramiento. Ellos aprenderán en poco tiempo y con métodos simples como el clicker. De hecho a veces son utilizados en circuitos de agility, pues son ágiles, tienen energía y aprenden con rapidez.

Bichón habanero en el campo

Hay que tener en cuenta que son perros buenos y divertidos, pero que también deben recibir los estímulos necesarios para ser equilibrados. Raras veces se produce un mal comportamiento pero son perros apegados a sus dueños que no podrán pasar muchas horas solos, pues puede que desarrollen la ansiedad por separación o que rompan cosas en casa.

Necesidad de ejercicio

Todos los perros del mundo necesitan ejercitarse. Desconfía de quien te diga que su perro es feliz en un departamento pequeño cerrado y saliendo a pasear al aire libre con muy poca frecuencia. Sin embargo, algunos requieren de mayor tiempo e intensidad de ejercicios que otros. El Bichón cubano por suerte no tiene un caudal de energía tan grande como otros perros de mayor tamaño por lo cual, con una actividad física moderada es más que suficiente.  Este ejercicio puede incluir paseos diarios relajados y juegos que no sean bruscos para no enrudecer su dulce carácter.

Socialización y entrenamiento del Bichon Habanero

tres perros de raza pequena y de diferentes colores

Tanto la socialización como el entrenamiento son pilares fundamentales a la hora de criar a un perro. Ambos procesos deben ser premeditados y tienen que ocupar un lugar importante dentro de nuestra a agenda y de nuestra lista de prioridades.

Al igual que cualquier otra raza de perro o incluso de un perro mestizo, lo más importante de la socialización con otros perros y niños es que sea gradual y se inicie desde temprana edad, es decir, desde que es un cachorro para que todo sea más “natural” y menos brusco y repentino. Además, la socialización en distintos entornos (por ejemplo la ciudad, si vive usualmente en el campo) evita sentimientos de miedo profundo cuando “chocan” luego con esta realidad.

En cuanto a su entrenamiento, poner en marcha un plan de adiestramiento diario en lo concerniente a ciertas normas básicas que hacen a la correcta obediencia de todo perro es fundamental. Esto le permitirá generar un mejor vínculo y una mejor comunicación dueño-mascota. A su vez, que el perro conozca los límites lo ayudará a relacionarse con los semejantes de su especie.

Por otro lado, dejarlo socializar con otros perros implica cierta permisividad de nuestra parte como “progenitores humanos” de nuestro can ya que sobreprotegerlo podría provocar su aislamiento o timidez. En este último caso, va a resultar más difícil si pretendes aparearlo, ya que puede responder con agresividad o indiferencia al sexo opuesto.

Juegos propicios para un Bichón de La Habana

Los trucos de cuerda se le suelen dar muy bien y siempre está predispuesto a jugar. Su naturaleza lúdica permitirá afianzar el vínculo entre el dueño y la mascota, ya que les permitirá compartir tiempo de calidad juntos. ¡No desperdicies la oportunidad de divertirte con él! Si bien su longevidad es larga, siempre debes tener muy presente que ni tu perro ni ningún otro es inmortal ni eterno.

Si lo que quieres es un verdadero perro de compañía, no desearas abandonarlo solo en casa cuando te vayas de viaje de trabajo o incluso de vacaciones.  Pero para que pueda ir contigo, deberás acostumbrarlo desde pequeño a comportarse correctamente, sobre todo en lugares nuevos y desconocidos y con gente extraña.

En el caso de que tengas un ejemplar de carácter apacible, simplemente basta con sujetarlo con el cinturón en automóvil (tal como lo indica la ley) para que pueda acompañarte a donde quieras sin inconvenientes. Si por el contrario es más bien inquieto, nervioso  y menos obediente de lo esperado, puedes encontrar otras maneras posibles para no dejarlo solo en casa.

Tal vez la manera más conveniente sea llevar un trasportín acorde a su tamaño, al tiempo que puedes hacerte de un kit de viaje, que te será de mucha utilidad para mantener a tu perro en óptimas condiciones, compuesto por un comedero y un bebedero, que le permitirá saciarse cada vez que lo necesite. Porque para ambos, el viaje debe ser una oportunidad placentera. Por último debes tener en cuenta que si para ti fue importante, por ejemplo, conocer el mar, para tu mascota (aunque, claro está, en menor medida) también será un hito importante en su vida que ampliará sus horizontes.

Cuidados del Bichón Habanero

Bichón habanero gris

En cuanto a sus cuidados, lo que hay que destacar es su pelaje. Este perro solo es bueno para quienes estén dispuestos a pasar bastante tiempo peinando su largo pelaje para que se encuentre en buenas condiciones. Se necesita un cepillo adecuado para el pelaje largo, para no romperlo. De vez en cuando puede que tengamos que llevarlo a una peluquería para que le corten el pelo.

Por otro lado, como hemos dicho, este perro necesita compañía y también hacer deporte. Es ideal para hogares en los que casi siempre hay gente, con personas mayores, por ejemplo. Si se sienten acompañados darán su mejor versión. Además, les gusta mucho jugar. Aunque no tengamos que darles grandes paseos, sí requieren cierto ejercicio y atención.

Este perro también tiene unos oídos que debemos cuidar. Esto se debe a que se encuentran con el pelaje, bastante cubiertos, por lo que pueden desarrollar infecciones fácilmente. Es sencillo hacer una limpieza de oídos de vez en cuando para asegurarnos de que no las desarrollan.

Salud del perro

Bichón habanero corriendo

Este perro tiene una esperanza de vida alta, como ocurre con las razas pequeñas. Aunque no suelen tener muchos problemas, estos perros pueden tener algunas enfermedades que son frecuentes en la raza. Los problemas cardíacos están entre ellos, y también las cataratas, las cuales se suelen desarrollar cuando el perro es senior. También la otitis o infección de oído puede ser algo común.

Por qué tener en casa un Bichón Habanero

Bichón habanero

Este perro es una de las razas perfectas para disfrutar de compañía en el hogar. Es ideal para casas en las que siempre tengamos gente que necesita compañía, pero no viven bien si están solos o en jardines. Los perros son juguetones y alegres, inteligentes y equilibrados, por lo que tienen las cualidades ideales para ser una gran elección. El único inconveniente que podemos ponerle al Bichón Habanero es que se trata de una raza poco extendida en Europa, de los que apenas hay ejemplares. Aunque no está al borde de la extinción sí se hace difícil poder encontrarlos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes