Coccidiosis en perros, síntomas y tratamientos

La coccidiosis canina es una enfermedad poco conocida que sin embargo puede llegar a ser mortal para los perros, por lo que es fundamental saber reconocerla. Esta enfermedad aparece cuando el perro se infecta con los coccidios, organismos unicelulares que se alojan y se multiplican en el tracto intestinal.

Es importante saber no solo cómo tratar la enfermedad, sino también cómo se contagia, porque solo así podremos evitar más contagios en otros perros. Esta enfermedad puede llegar a causar grandes daños en las células del intestino de los perros. Hay que decir que son los cachorros los que sufren la enfermedad, aunque los adultos pueden ser portadores.

Cómo se contagia la coccidiosis

El organismo unicelular coccidio se aloja en las heces de los perros que están infectados. El problema es que los ooquistes, que son los huevos en los que se encuentran los coccidios, son muy resistentes, por lo que aunque limpiemos las heces del sitio puede que estos huevos se mantengan todavía vivos, sobre todo si la zona es húmeda y poco soleada. Otros perros pueden contagiarse comiendo las heces infectadas o lamiendo el suelo en el que queden huevos. Como decimos, los perros adultos no enferman, pero se hacen portadores del organismo, lo cual aumenta las posibilidades de infectar a un cachorro, que son los que sufren las consecuencias de la enfermedad.

Una vez dentro del cuerpo, el organismo llega al intestino delgado y comienza a destruir las células y a reproducirse, lo cual causa daños variados en la salud del perro. El gran problema de esta enfermedad es que el perro no comienza a presentar síntomas hasta una semana después, cuando ya han sido destruidas millones de células intestinales y el organismo se ha reproducido en grandes cantidades. Hay que decir que los perros que tienen más posibilidades de contraer y sufrir la enfermedad son los cachorros que tienen de cuatro a seis semanas.

Síntomas de la coccidiosis

Los cachorros son los que muestran síntomas, ya que los perros adultos solo son portadores de este organismo y lo transmiten por sus heces. Es por eso que los síntomas son los que se observan en los cachorros infectados. Uno de los síntomas más claros es que el perro tiene problemas para crecer y se produce un fenómeno extraño por el cual las patas de atrás crecen más que las de delante. Es una enfermedad que ataca principalmente al estómago, por lo que veremos otros síntomas como el de falta de apetito, vómitos o diarrea. El perro tendrá apatía y somnolencia. Además, suelen tener el vientre hinchado y presentar sangre en las heces cuando ya la enfermedad está muy avanzada.

El gran problema que se presenta con estos síntomas generales es que se pueden confundir con muchas otras enfermedades. Desde una simple intoxicación a un virus estomacal. Sea como sea, el hecho de que el perro deje de crecer y no coma es bastante grave en un cachorro, por lo que la visita al veterinario debe hacerse cuanto antes. En cuanto veamos que algo va mal hay que acudir, porque con la coccidiosis se destruyen células de forma muy rápida y es una enfermedad que va avanzando rápido si no se para. Los problemas estomacales llevan a la anemia y la deshidratación, lo que en un cachorro puede llevar incluso a la muerte. De ahí la urgencia de acudir cuanto antes al veterinario.

Tratamiento para la enfermedad

A la hora de acabar con la coccidiosis hay que realizar un tratamiento variado. Para saber si se trata de este organismo se hace necesario realizar un análisis de las heces del perro. El tratamiento de la coccidiosis suele hacerse con Sulfadimetoxina. Con este medicamento suelen mejorar, pero en ocasiones esto no pasa por la aparición de las giardias, las cuales son organismos patógenos que aparecen en ocasiones al bajar las defensas. Si este es el caso y vemos que no mejora con el medicamento el veterinario suele aplicar Dimetriazol durante unos diez o quince días.

Paralelo al tratamiento farmacológico del veterinario, es importante cuidar el estómago del perro y mantenerlo hidratado. Es fundamental reponer la glucosa y el agua en el organismo, ya que con la enfermedad el perro se deshidrata con facilidad. En el veterinario nos pueden recomendar una dieta y la forma de ayudarle a ingerir líquidos. En los casos más extremos, cuando el perro se encuentre demasiado débil, deberá quedarse en el veterinario para que le administren los líquidos en vena.

Cómo evitar la enfermedad

Una de las mejores formas de no tener que enfrentarse a una enfermedad tan mala como la coccidiosis es extremar las precauciones y prevenir para que el perro no pueda contagiarse. Con los cachorros puede haber todo tipo de enfermedades y problemas. Es una de las etapas más delicadas del perro y por eso todos los cuidados son pocos. Esta enfermedad puede contagiarse en perros que ya tengan las vacunas, por eso es tan peligroso, ya que nos confiamos pensando que el perro se encuentra inmunizado frente a todo tipo de enfermedades y no es así.

Durante los primeros meses de vida siempre es mejor evitar que el perro se relacione con demasiados perros que no conozcamos. Podemos hacer que socialicen con aquellos que sabemos que se encuentran en buen estado de salud. Por otro lado, cuando lo saquemos de paseo no debemos soltarlo. Si soltamos al perro no podremos controlar lo que hace o lo que come. El problema es que muchos perros comen las heces de otros perros, las huelen o lamen, de forma que el contagio está asegurado. Con los cachorros debemos estar atentos y alejarlos de las heces que podamos ver por la zona. También es bueno pasearlo por zonas en donde suela dar el sol ya que en entornos de calor el organismo no sobrevive de la misma manera que en zonas húmedas y oscuras.

Durante los primeros meses también es buena idea hacer algunas pruebas periódicas para ver el estado de salud del perro. Los análisis de heces pueden ser una buena idea para saber si portan algún organismo que los pueda dañar. El perro se desparasita en los primeros meses pero puede ser necesaria alguna otra desparasitación.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Categorías

Enfermedades

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.