Comederos para perros: te lo contamos todo

Los perros necesitan un comedero según sus necesidades

Los comederos para perros tienen mucha más miga de lo que parece. Al fin y al cabo, es uno de los de los objetos básicos que va a usar tu perrete al menos dos o tres veces al día, con lo que es muy importante escoger uno que se adapte a él y lo use bien a gusto.

Por eso, hemos preparado este artículo con los mejores comederos para perros que puedes encontrar en Amazon, además de contarte cómo escoger el que mejor se adapte a tu perro o a ti o qué materiales o tipos son los mejores, entre muchas otras cosas. Además, también te recomendaos este artículo relacionado que descubre los comederos para perro más originales.

El mejor comedero para perros

Comedero antiempacho con laberinto

Si tu perrete es muy ansioso con la comida, te interesa un bol antiempacho que evite cualquier riesgo de torsión gástrica (hablamos de ello más adelante). Este modelo es de plástico y, además de varios colores, es muy interesante porque no solo te permite escoger capacidad, sino también distintos modelos de laberinto.

Mediante este sencillo diseño, el comedero consigue que el animal no coma con tanta ansia (necesitará hasta diez veces más tiempo para ingerir la comida). Las opiniones coinciden en que parece que funciona, especialmente con perros de razas grandes, aunque algunos se quejan de que a mano cuesta de limpiar.

Juego de dos comederos de aluminio

Amazon Basics ofrece este interesante juego de dos boles de aluminio. No solo son increíblemente resistentes, y por ello perfectos para los perros más movidos, sino que también incluyen una base de goma para que no se pueda mover con tanta facilidad. Además, puedes meterlo en el lavavajillas y no se oxida. Lo único malo es que no puedes escoger capacidad, cada uno puede contener unos 900 gramos de comida.

Comedero con laberinto

Este otro comedero con un diseño de laberinto permitirá que tu perro no coma tan de prisa gracias a su diseño, en el que en el interior hay una serie de pasillos delimitados por elevaciones de plástico. Este también tiene unos colores bonitos y diseños distintos (cuando tu perro se aprenda el diseño de memoria seguramente tendrás que combinarlo con otro) que, además, dependen del tamaño del perro.

El fabricante avisa que es muy importante que, si el perro lo daña, lo reemplaces enseguida, ya que puede correr riesgo de asfixia.

Comedero con alfombrilla

Este comedero es muy pero que muy interesante, y una opción muy buena a tener en cuenta si quieres tener el suelo limpio, ya que incluye alfombrilla, prefieres un bol metálico, ya que es el material del que está hecho, y si encima quieres que tenga la capacidad de ralentizar a tu perro cuando coma, ya que tiene un diseño antiempacho. Además, puedes escoger la capacidad, disponible en dos tamaños, M y L.

Comedero automático para gatos y perros

Es la opción más cara de entre todas las que hablaremos hoy, pero resulta muy recomendada para aquellos que pasen poco tiempo por casa o que quieran controlar el peso de la comida, por ejemplo. Este dispensador puede usarse tanto en perros como en gatos, puede programas de una a cuatro raciones al día y tiene otras funciones muy chulas, por ejemplo, puedes grabar tu voz para llamar a tu mascota a comer. Tiene una capacidad de siete litros.

Bol de cerámica para perretes

No queremos olvidar los boles de cerámica dirigidos a perros, de los que es muy recomendable este modelo de la marca alemana Trixie. Son muy adecuados para perros alérgicos y están tratados con una capa brillante totalmente segura que, además, hace que resulte muy fácil de limpiar. Este modelo tiene tres capacidades distintas (0,3, 0,8 y 1,4 litros) y varios diseños y colores para escoger.

Comedero antideslizante

Y terminamos con un práctico comedero doble con alfombrilla, perfecto para que nuestra mascota no nos deje el suelo hecho unos zorros. Los boles son de acero inoxidable, se encajan en la alfombra y son muy fáciles de limpiar. Puedes poner comida seca, húmeda, agua, leche… Cada comedero tiene una capacidad de unos 200 ml.

Tipos de comederos para perros

Los boles de metal son los más resistentes

Hay muchos, muchísimos tipos de comederos para perros diferentes, y cada uno puede estar dirigido a un tipo de perrete distinto. A continuación te hablamos no solo de los distintos tipos, sino de cómo pueden funcionar, o no, según el tipo de perro al que estén dirigido.

Plástico

Sin duda, los boles de plástico son los comederos para perros más populares, seguramente gracias a su precio (imbatible) y a su durabilidad. No obstante, presentan algún problemilla, ya que los perretes a los que les gusta morder y arañar pueden dañar el bol. Las bacterias pueden proliferar en los arañazos, lo que a la larga hace que el bol no esté limpio y no sea seguro para tu mascota.

Además, al ser muy ligeros, los boles de plástico también son problemáticos para los perros muy movidos, ya que pueden tumbarlo y hacer caer la comida.

Cerámica

Los boles de cerámica, precisamente, son una buena opción para los perretes más movidos (aunque sin pasarse, ya que si tu perro es un torbellino podría romperlo) porque pesan más y cuesta menos moverlos. Cómpralos con la cerámica tratada con una capa aislante, ya que tal cual es un material muy poroso en el que también podrían alojarse colonias de bacterias. Por eso, si el bol se rompe debes tirarlo inmediatamente.

Otra característica interesante de la cerámica es que no causa reacción en perros que sufran algún tipo de alergia a otros materiales.

Los comederos elevados no son muy recomendables

Metal

Los comederos de metal son muy prácticos y una opción preferida por mucha gente, ya que son increíblemente resistentes, con lo que son ideales para los perros más movidos, pesados, y, además, en la mayoría se incluyen unos pies de goma para que no se puedan mover tan fácilmente. Además, por el material con el que están hechos, son muy fáciles de limpiar y desinfectar.

No obstante, son bastante ruidosos cuando los perretes comen o les ponemos la comida, con lo que si no te gustan los ruidos fuertes puede que esta no sea la mejor opción.

Antiempacho

Si tu perro es muy glotón y tiene frecuentemente dolores de tripa por comer demasiado rápido, un bol antiempacho puede ser la solución. Estos boles no solo acostumbran al perrete a comer más despacio, sino que también le hacen pensar, ya que consisten en una especie de laberinto del que el perro tendrás que sacar su comida.

Automáticos

Los dispensadores de comida para perros automáticos son, sin duda, los más convenientes para los que tengan poco tiempo para estar con sus perretes, ya que se encarga de rellenar el bol con comida de forma automática. Solo tendrás que rellenarlo con comida nueva de vez en cuando. La mayoría te dejan escoger cada cuánto y las veces al día que se activará.

La controversia de los comederos elevados

Bol con pienso

Seguramente, entre los tipos de comederos de los que acabamos de hablar eches de menos otro más: los comederos elevados. La razón por la que no los hemos incluido es simple, son peligrosos para aquellos perros que puedan sufrir torsión gástrica.

La torsión gástrica es una enfermedad aguda que debe tratarse con la máxima rapidez. La provoca el mismo perro cuando come con muchas ansias, con lo que ingiere mucha comida y gases, lo que provoca que la entrada y la salida del estómago se cierre, lo que lleva a la hinchazón y al shock, lo que puede provocar la muerte.

Aunque en un buen principio los boles elevados se recomendaban para aquellos perretes propensos a sufrir este síndrome porque supuestamente ingerían menos aire al comer, un estudio reciente ha demostrado que de hecho, es al contrario, y que el uso de este tipo de comederos puede provocar torsión gástrica (no debemos olvidar que los animales están “diseñados” para comer con la cabeza en el suelo).

Cómo escoger el bol

Los perros pequeños no necesitan boles muy grandes

Ahora que ya hemos visto los distintos tipos de bol, vamos a centrarnos en qué podemos escoger para que le se adapte a las necesidades de nuestro perro y que este coma bien a gusto.

Tipo

No vamos a extendernos más, en resumen, escoge un bol de plástico si quieres algo barato, cerámica para perretes que tengan alergias o de metal si quieres algo muy resistente. Los dispensadores automáticos son útiles si no quieres estar pendiente de alimentar a tu perro o no estás mucho por casa. Cuidado con los boles elevados, que pueden causar torsión gástrica.

Altura

Ya lo hemos dicho, los perros (y otros animales) están acostumbrados y diseñados por la naturaleza para comer con la cabeza contra el suelo. No obstante, sí que existe una situación en la que podrías escoger un bol elevado, si tu perrete tiene problemas en el cuello, la cadera o la espalda. No obstante, es obligatorio que hables primero con el veterinario.

Capacidad

Finalmente, la capacidad también es algo muy a tener en cuenta. Evidentemente, si tu perro es pequeño con un comedero pequeño servirá, mientras que si es más grande vas a necesitar algo con mucha más capacidad. Guíate por la cantidad de comida que necesitas darle cada vez para determinar la capacidad.

Dónde comprar comederos para perros

Realmente puedes encontrar comederos para perros prácticamente en todas partes, aunque si necesitas algo más específico no te servirá cualquier sitio. Por ejemplo:

  • Amazon es donde encontrarás la mayor variedad de comederos para perros, además, los hay de todos los tipos y adaptados a las necesidades tanto tuyas como de tu perrete.
  • En cambio, en tiendas online de animales como TiendaAnimal o Kiwoko no encontrarás tanta variedad. Sin embargo, tienen opciones muy interesantes, especialmente en la web, aunque si tu perro tiene necesidades especiales lo mejor es consultar en una tienda física.
  • Finalmente, todas las grandes superficies que tengan una sección para mascotas (como Carrefour, Leroy Merlin…) tendrás boles para perros. No obstante, no se distinguen por tener muchos modelos, aunque pueden sacarte de un apuro.

Los comederos para perros tienen más miga de lo que parece, ya que si queremos alimentar bien a nuestro perrete tenemos que tener en cuenta qué necesita. Dinos, ¿qué comederos usa tu perro? ¿Nos recomiendas alguno en especial? ¿Crees que nos hemos dejado algo a tener en cuenta?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.