Cómo adiestrar a un chihuahua

Chihuahua de pelo largo en el jardín

El chihuahua es un perro que tiene fama de ser un animal muy nervioso y que siempre hace lo que quiere, incluso aunque se le diga lo contrario. Pero lo cierto es que el peludo sólo hace … lo que sus humanos le han dejado hacer desde cachorrito.

A menudo se piensa que, al ser un animal pequeño, no necesita que se le preste tanta atención como a un perro grande. Sin embargo, la realidad es muy distinta: independientemente de su tamaño, todos los perros necesitan educación. Por eso, te descubrimos cómo adiestrar a un chihuahua.

Paciencia, respeto y cariño, las claves del éxito

No hay más. Olvídate de la teoría del ”macho alfa”, no sirve para nada más que para que el perro te tenga miedo. Sólo con estas tres cosas (bueno, y con golosinas para perros 🙂 ) podrás conseguir que tu chihuahua sea un perro sociable y educado.

¿Cómo adiestrar a un chihuahua?

Sé constante

No hay nada que pueda confundir tanto a un perro como los cambios de opinión de los humanos. Para que pueda aprender algo, hay que ser constantes con las decisiones. Si desde el primer día no quieres que se suba al sofá o a la cama, no le dejes subir nunca.

En el caso de que veas que tiene intención de hacerlo, dile un NO firme pero sin gritar. Cuando hayan pasado diez segundos y el perro se haya quedado tranquilo, dale un premio.

Enséñale a hacer sus necesidades fuera

Una de las cosas más ”urgentes” que debes de enseñarle es la de hacer sus necesidades fuera o en un determinado lugar. Al tener la vejiga pequeña, es normal que tenga que ir a su baño particular muchas veces.

Para ayudarle a aprender, sácalo a pasear a los 20 o 30 minutos después de haber comido, o llévatelo a la habitación donde quieras que haga sus necesidades pasado ese tiempo. Cuando ves que empieza a olisquear el suelo y/o a girar en círculos, es porque va a hacerlas. Cuando termine, dale un premio.

No lo trates como a un bebé

Ese es un error muy serio. Como es muy pequeño son muchas las personas que piensan que se les puede llevar a pasear en un cochecito para bebés o cogidos en brazos. Pero esto no es así. Un chihuahua es un perro que tiene las mismas necesidades básicas que cualquier otra raza.

Ponle un arnés y engánchale la correa y llévatelo a dar una vuelta. En casa, por supuesto le tienes que dar mucho cariño, e incluso es muy buena idea dejar que duerma contigo, pero no lo trates como a un bebé humano porque de lo contrario se podría llegar a confundir mucho.

Chihuahua joven

Si quieres saber cómo enseñarle trucos, haz clic aquí.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *