Cómo entender el lenguaje corporal de mi perro

Precioso cachorro sentado

Cuando decidimos llevar a un peludo a casa, además de proporcionarle todos los cuidados que necesita es muy importante que dediquemos tiempo a entenderlo para poder comunicarnos con él. Si no lo hiciéramos, podrían surgir varios problemas.

Para evitarlos, debemos de observar sus orejas, su mirada y su postura para saber en cada momento qué es lo que está sintiendo y cómo puede reaccionar. Por ello, te vamos a explicar cómo entender el lenguaje corporal de mi perro.

Enfado

Perro enfadado

Si un perro, después de agotar todas sus señales de calma, no ha conseguido que el otro animal (o persona) le dejara tranquilo, va a mostrarse agresivo. Su mirada va a ser fija, mostrará los dientes y puede tener el pelo de la espalda y de la cola erizado. Además, gruñirá. En esta situación, podría atacar si lo considerara necesario.

Está atento

Cuando un perro está prestando atención a algo o a alguien, puede estar sentado o de pie, con la mirada fija hacia esa cosa u animal, y sin apenas moverse, a excepción de la cola cuya punta sí puede levantar un poco. No tiene el pelo erizado, y si lo llamas suele reaccionar enseguida girando su cabeza hacia ti.

Relajación

Perro tranquilo con su humano

Un perro que está feliz y tranquilo es un animal que tendrá una mirada relajada. Sus orejas estarán en posición normal, y puede mover la cola de un lado a otro lentamente. En el caso de que esté muy, muy calmado y se sienta muy seguro, se puede poner boca arriba.

Miedo

En situaciones en las que siente que su vida está amenazada, echará las orejas hacia atrás hasta el punto de que puede dejarlas casi pegadas a la cabeza. La cola la tendrá entre las patas traseras, la cabeza agachada y el hocico cerrado. Puede tener el cuerpo echado ligeramente hacia atrás. En el caso de gruña y muestre los dientes, nos estará avisando de que podría atacar si lo viera necesario.

Juego

Chihuahua en posición de juego

Si el perro quiere jugar, se mostrará muy contento. Las orejas las tendrá relajadas, la cola levantada moviéndola con alegría, y tendrá el cuerpo echado un poco hacia atrás, con las patas delanteras estiradas. A veces, puede ladrar, pero serán ladridos cortos y agudos.

A partir de ahora podrás comunicarte mejor con tu perro 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *