Cómo evitar la torsión de estómago

Torsión de estómago

La torsión de estómago en perros es una enfermedad que hace que el estómago se gire sobre sí mismo y se estrangule. Es algo grave, y lo peor es que no hay unas causas exactas aunque sí se puede evitar en mayor medida. Los perros grandes, y sobre todo los de pecho ancho son los más propensos a padecerla, pero esto no quiere decir que otros perros se libren de ella, solo que hay menos probabilidades de que la padezcan. En realidad es algo que casi no se ha detectado por ejemplo en los perros mestizos.

En esta torsión de estómago, el perro solo expulsa saliva, y en muchos casos llega a morir. Si se detecta antes de que se produzca el veterinario puede sondarlo y evitarlo, pero si se ha producido ya, la única solución es operarlo de urgencia. Por eso debemos conocerla y saber todo lo que debemos evitar para que bajar las probabilidades de que la padezcan.

Repartir las tomas de comida es una de las mejores soluciones. La torsión viene de que el estómago hace un esfuerzo excesivo, es decir, como cuando comemos mucho y nos notamos hinchados, y de ahí viene la torsión, porque los ligamentos no tienen fuerza para sujetarlo. Se debe repartir el alimento en varias tomas pequeñas al día. Es una buena idea incluso para que el perro no tenga tanta ansiedad con la comida, así que es lo recomendable en todos los casos.

No solo hay que limitar la ingesta de comida, sino también la de agua para que el estómago no se hinche. Si después de hacer ejercicio quieren beber, le daremos poco a poco. Y el ejercicio es una forma de estrés para el estómago, así que antes y después del ejercicio no hay que darles de comer. Es mejor cuando se encuentren relajados y dejar que repose la comida.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *