Cómo incluir una nueva mascota en la familia

Bóxer

¿Tienes pensado adoptar o adquirir un nuevo perro? Si es así, debes saber que las presentaciones a veces son un poco complicadas, aunque vale mucho la pena ya que los beneficios de tener dos perros superan con creces a los inconvenientes.

Y es que, cuando se tienen dos peludos en casa, se hacen compañía cuando no estás, y en las sesiones de juego te lo puedes llegar a pasar el doble de bien con ellos. Por no hablar de que recibes el doble de cariño. Así, pues, veamos cómo incluir una nueva mascota en la familia.

¿Qué carácter tiene tu primer perro?

Antes de introducir un segundo perro en casa, debes de saber cómo es el carácter de tu primer perro, ya que cuando se trae a un segundo can, si tiene problemas de comportamiento sin resolver éstos suelen agravarse, pudiendo llegar a tener dos perros que no se portan de manera adecuada.

Por ello, si tu amigo tira de la correa, se muestra inseguro con otros canes o con personas, y/o si ha agredido alguna vez a alguien, es muy importante que pidas ayuda a un adiestrador canino que trabaje en positivo antes de darle un nuevo amigo.

Elige el perro adecuado

Por muchas ganas que tengas de tener un segundo perro, es fundamental que tengas paciencia y veas a varios canes antes de decidirte por uno. Ve a un refugio de animales y pasa un tiempo con algunos que te hayan gustado, y pregunta a sus cuidadores cosas sobre su comportamiento y su pasado.

Para que la decisión sea la más acertada, respóndete a estas preguntas:

  • ¿Qué edad y carácter tiene mi perro?: si es tranquilo o mayor, llevar a casa a un cachorro o una raza con mucha energía puede llegar a molestarlo mucho.
  • Piensa acerca de las diferencias de tamaño: los perros grandes pueden hacer daño sin querer a los más pequeños.
  • ¿Se lleva mal con machos o hembras?: si sabes de antemano que tu perro se suele llevar mal con los machos o con las hembras, tenlo en cuenta a la hora de elegir un nuevo can.

Introduciendo el segundo perro en la familia

Una vez que ya has decidido cuál será el nuevo miembro peludo, ahora sólo quedará llevarlo a un sitio neutral donde esté tu primer perro con un amigo o un familiar para hacer las presentaciones. Mantened ambos canes con las correas para evitar posibles problemas.

En el caso de que se vean felices, es conveniente esperar hasta que se calmen dando un paseo conjunto. Hay que dejar que se huelan nariz con nariz y luego la parte trasera, pero si veis que gruñen o que se miran fijamente en silencio separadlos y decirles ‘NO’ firme. Cuando estén más tranquilos, volved a intentarlo.

Si muestran interés el uno por el otro, permitid que los perros se acerquen e interactúen de manera natural alzando las correas para evitar que se enreden. Sabrás que todo irá bien cuando jueguen o caminen sin preocuparse por lo que pueda hacer el otro can.

Finalmente, podréis llevarlos a casa. Pero tenedlos vigilados durante, al menos, 24 horas para detener cualquier comportamiento no deseado.

Perro sonriendo

¡Enhorabuena por el nuevo can!

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *