Cómo llevar al perro en el coche

Cómo llevar al perro en el coche

Tener un perro no significa que deba estar siempre en casa, o en un terreno. Hay momentos en que a lo mejor quieres viajar con él a otro lugar, o que debes llevarlo al veterinario. Pero, ¿cómo llevar al perro en el coche? ¿Es legal hacerlo? ¿Se puede llevar por una sola persona?

Si te preguntas acerca de este tema, a continuación vamos a intentar ayudarte a resolver todas las dudas que se te pueden plantear acerca de viajar con tu perro en el coche.

Qué dice la ley de tráfico

Lo primero que debes saber es que es la Ley de Tráfico, concretamente el artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación, el que regula cómo llevar a tu perro en el coche, así como otro tipo de mascotas. En general, el artículo deja reflejado que deberás hacerlo de tal forma que mantengas tu «propia libertad de movimientos, el cambio necesario de visión y la atención permanente a la conducción». En otras palabras, puedes viajar con tu mascota siempre que esta no suponga una distracción o te limite en la conducción.

Ahora bien, el artículo no haya ninguna aclaración acerca de cuáles son las formas en que debes transportar a tu perro. Es decir, que no te dice si debes usar una transportín, un arnés, el cinturón de seguridad, etc.

Qué necesitas para llevar al perro en el coche con seguridad

A pesar de que la ley no establece obligatoriedad acerca de los métodos en que tienes que viajar con tu perro, sí es cierto que la DGT (Dirección General de Tráfico) ha publicado algunas recomendaciones para que lo hagas lo más seguro posible.

Para ello, recomiendan que el animal no esté suelto en ningún momento. Y no lo dicen porque pueda en cualquier momento abalanzarse contra el conductor, o que lo moleste, sino porque, en caso de accidente, el animal saldrá proyectado y su vida correrá peligro. Si además se encuentra en la parte trasera, el impacto será contra los asientos delanteros, haciendo que se multiplique la fuerza y que haya más daño para los que vayan en esos asientos.

Es por eso que, dependiendo de donde lo coloques, los sistemas de seguridad que se recomiendan son:

Si le vas a llevar en los asientos traseros

En caso de que lo lleves en los asientos traseros (que es lo normal), puedes asegurarlo con los siguientes accesorios.

Arnés homologado

En el mercado vas a encontrarte con dos tipos de arneses: el sencillo y el de doble enganche.

El arnés de un enganche se coloca con el cinturón de seguridad. El problema que tiene es que, en caso de impacto, la hebilla se puede romper, con lo que el animal quedaría libre en el habitáculo, y con ello podría herirse o herir a los que viajan delante.

El arnés de doble enganche es más efectivo, sobre todo si tienes un sistema de unión corto ya que, si hay un accidente, el animal no podría llegar hasta los asientos delanteros, y ni el perro ni conductor y copiloto sufrirían lesiones de mayor impacto.

Ahora bien, ya sea que compres uno u otro, es muy importante que sea un arnés homologado porque así te aseguras que ha sido probado y que cumple con todos los requisitos de seguridad.

Cinturón de seguridad para perros

El cinturón de seguridad para perros es uno de los sistemas de sujeción para viajar con tu perro en coche. Estos se caracterizan por una correa con hebilla que se engancha en el cinturón de seguridad de tal forma que se agarra todo el cuerpo del perro.

Protector de asiento

Este elemento es opcional y no ayuda a la seguridad del animal. Sirve para proteger los asientos para evitar que deje pelos o que los arañe. Pero realmente no le priva de moverse por los asientos.

Transportín

El transportín es uno de los medios de transporte perfecto para el perro, porque irá protegido y además se sentirá más tranquilo al estar en un espacio más limitado. Ahora bien, si vas a llevarlo en él, debes saber que el mejor lugar para colocarlo es en el suelo de los asientos traseros. Entre el asiento delantero y el trasero.

En caso de que no quepa, porque sea muy grande, entonces tendrás que llevarlo en el maletero. Eso sí, colócalo en posición transversal a la dirección de marcha, y trata de asegurarlo para que no se vaya a mover cuando subas cuestas o des giros.

Debes tener en cuenta que no hay transportines para todos los tamaños de perros, por lo que si este es demasiado grande, en lugar de un beneficio, puede convertirse en un tormento.

Si lo vas a llevar en el maletero

Cuando tu perro es grande, lo normal es que acabe viajando en el maletero del coche. Muchos dueños construyen en esta zona una especie de transportín grande, tipo jaula, para poder viajar con los animales seguros, pero si no es tu caso te damos un accesorio a utilizar.

Barrera de separación

La barra divisoria, también conocida como rejilla divisora, se coloca en la estructura del coche de tal manera que se separa el maletero de los asientos traseros. De esta forma, el perro no puede acceder a esa zona y se queda en el maletero.

En él puede ir suelto aunque lo recomendable es sujetarlo con un arnés para limitar sus movimientos y sobre todo por su seguridad en caso de accidente.

¿Qué hacer si tu perro se marea en el coche?

¿Qué hacer si tu perro se marea en el coche?

Debemos empezar diciéndote que hay dos tipos de perros: los que se marean en los coches y los que no. Si tu perro es de los primeros, no debes asustarte, ni tampoco estresarte cuando tengas que viajar con él porque muchas veces tienes soluciones para evitar el malestar a tu mascota al mismo tiempo que tú te libras de tener que limpiar o de verlo mal.

Normalmente, se dice que el 25% de los perros son propensos a los mareos en los coches. Y eso implica que, tras el mareo, vienen los vómitos, que pueden ser dentro del coche o fuera del mismo. De entre todos los perros, los cachorros son los que más problemas pueden tener, sobre todo porque aún no tienen bien desarrollado su sistema auditivo que hace que pierdan el equilibrio al ir en movimiento sin ellos moverse.

¿Y qué hacer entonces? Pues toma nota:

  • Consulta con tu veterinario. Si los mareos son habituales, puedes hablar con tu veterinario para ver si hay alguna medicación que ayude a tu perro a tolerar los viajes.
  • Intenta acostumbrarlo. Empieza por abrir el coche para que se suba cuando quiera y lo vea como algo natural. A veces meter algunos juguetes o el olor del perro ayuda a calmarlos.
  • Empieza por viajes cortos. Antes de hacer un viaje largo, necesitas que el animal esté tranquilo, y que no se maree, o al menos lo haga menos. Por eso, puedes iniciarlo con viajes cortos.
  • Controla la temperatura. Intenta que no sea superior a 22 grados para que el animal se sienta cómodo.
  • No conduzcas demasiado rápido.

Otros consejos a tener en cuenta al viajar con tu perro en coche

Te dejamos otros consejos que pueden venirte bien a la hora de viajar con tu perro en coche:

  • Si el perro es pequeño, mételo en el transportín. Si es grande, en un petral con enganches. De esta forma no se moverán demasiado.
  • Intenta no darle comida antes de salir de viaje. De hecho, la última comida ha de ser 3-4 horas antes de iniciar el viaje.
  • Si se pone muy nervioso y en el coche no se está quieto, consulta con el veterinario si hay alguna medicación que puedas darle.
  • Intenta cansarlo antes del viaje, juega con él e intenta pasar unas horas haciendo que queme energía. Así, cuando se meta en el coche, con suerte estará tan cansado que puede quedarse dormido.
  • Haz paradas frecuentes, para que el animal pueda ir adaptándose, además de que haga sus necesidades, que beba agua (no comida) y que juegue un poco.
  • En el coche procura no gritarle ni estresarte porque eso lo notará el perro y afectará a su estado de ánimo.

¿Nos puedes aportar más consejos para viajar con tu perro en coche?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.