Cómo piensan los perros

¿Cómo piensan los perros? Tanto si tenemos pensando convivir con uno como si queremos conocer más sobre este maravilloso animal, seguramente tengamos esa duda pendiente de resolver. Y es que, saber más de este peludo nos servirá para entenderlo mucho mejor, algo que no está nada mal.

Así pues, no me extiendo más y descubramos ya cómo funciona la cabeza de nuestro perro..

Psicología canina

Gracias a los etólogos, educadores canino y adiestradores hoy día tenemos la suerte de poder saber, o al menos intuir, cómo se comporta un perro. Estas personas son profesionales que tratan a diario con canes, de modo que son las que más nos pueden ayudar a educarlos, a entenderlos y a hacer de ellos unos animales más sociales.

Si hay algo que tenemos que saber es que el perro es un animal gregario, lo cual quiere decir que vive en grupos familiares a diferencia de, por ejemplo, el guepardo, el cual se pasa la mayor parte del año solo. Como consecuencia de ello, el can suele tener un comportamiento más social que los felinos. Le es muy sencillo reconocer personas y otros peludos y desarrollar hacia ellos un vínculo de amistad muy fuerte.

Además, mediante el adiestramiento puede aprender diferentes comandos. Por supuesto, dependerá de su grado de inteligencia que sea capaz de asimilar más o menos, pero todas las razas y cruces (incluyendo los mestizos) son capaces de aprender cosas nuevas si se les educa con paciencia, respeto y cariño.

Educación del perro

Como el lenguaje corporal del perro es distinto al que utilizamos nosotros, los profesionales buscan distintos métodos para conseguir que la comunicación humana-canina sea posible. Y es que, más que enseñarle trucos para que nos saque una sonrisa, lo que se ha de conseguir es que la convivencia sea agradable para ambas partes. Pues de eso se trata vivir en familia.

Para ello, lo que se tiene que hacer es tener presente lo que mencionamos antes: hay que respetar al animal que tenemos en casa, tener paciencia con él y darle mucho cariño, sin humanizarlo pero tampoco dejándolo en el patio o jardín todo el día. Recordemos que el can, desde que empezó a evolucionar, ha convivido en grupos sociales, no en solitario. De hecho, si no lo acostumbramos poco a poco es probable que acabe sufriendo ansiedad por separación.

A la hora de evitar este y otros problemas es muy aconsejable seguir los siguientes consejos:

  • Socializar al cachorro: los perros, desde los 2 hasta los 3 meses de edad, pasan por un periodo de socialización durante el cual han de entrar en contacto con otros animales peludos y humanos, y han de estar en distintos ambientes (campo, ciudad, playa).
  • Utilizar su lenguaje verbal y no verbal: no tenemos cola, pero lo cierto es que nos hace falta. Con una mirada o con una posición corporal podemos transmitir mucho. En este enlace tienes más información sobre cómo se comunican los canes.
  • No maltratarlo: esto, además de que solo servirá para que nos tenga miedo, no nos servirá para nada más. Si ha hecho algo mal, le diremos un ”NO” firme (sin gritar) justo después de haberlo hecho, nunca horas después ya que no lo entendería.
  • Utilizar la educación en positivo: es la forma más respetuosa de educarle. Consiste en ofrecerle premios (golosinas, caricias, una sesión de juegos,…) cada vez que haga algo bien. Hay libros muy interesantes que nos pueden ser muy útiles para conseguir que el peludo esté bien educado, como los de la editorial KNS (Ediciones KNS).

Con todo, espero que poco a poco puedas aprender a saber qué piensa tu perro, el cual es único e irrepetible.

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *