Cómo poner una inyección subcutánea al perro

Te contamos cómo ponerle una inyección al perro

A lo largo de la vida de nuestro querido amigo de cuatro patas será muy necesario llevarlo al veterinario para que lo vaya revisando. De esta manera, se podrá detectar a tiempo cualquier enfermedad que pueda estar afectándole.

Dependiendo del problema y de su tratamiento, a veces el veterinario puede recomendarnos que lo tratemos en casa. Pero, ¿sabes cómo poner una inyección subcutánea al perro? Si la respuesta es no, no te preocupes: te enseñamos.

Consejos para poner una inyección subcutánea

Los perros no quieren ser vacunados

Mantén la calma

Es muy importante que tú estés lo más tranquilo posible para que el perro pueda sentirse bien.

Si estás muy nervioso, respira profundamente varias veces hasta que hayas conseguido disminuir los nervios. Y, por supuesto, si te dan aprensión las agujas, no dudes en pedir ayuda a un vecino o amigo, o consulta con tu veterinario a ver si se le puede administrar el medicamento de otra forma.

Prepara a tu perro

Ponerle una inyección es realmente muy fácil y no lleva más que unos segundos, pero hay que hacer todo lo posible para que la experiencia sea lo más agradable posible para el animal.

Por ello, antes de ponérsela te recomiendo que dediques unos minutos a jugar con él y a darle mucho cariño. Esto os relajará a ambos.

Ponle la inyección

Cuando estéis listos, límpiale la zona donde tengas que ponerle la inyección (el veterinario te lo indicará) con agua oxigenada y una gasa para evitar infecciones. Ahora, coge su piel como si tu mano fuera una pinza, e introduce la aguja. Tienes que notar que entra bien. Luego, introduce el líquido.

Premia a tu amigo

Por su buen comportamiento, es imprescindible que premies a tu perro con una golosina, caricias, juegos, o lo que más le guste. Así no se sentirá mal cada vez que tengas que volver a ponerle una inyección.

Cómo inyectar glucantime a un perro

El glucantime es un tratamiento que viene en formato de ampollas para tratar infecciones provocadas por leishmaniosis cutánea y visceral en perros. La solución viene en pastillas o ampollas que podéis inyectar en vuestro perro de manera subcutánea, dado a que es un problema que no desaparecerá en un día, deberéis administrar una inyección de 0.33 ml/kg al día.

En caso que tengáis la posibilidad de administrar el medicamento más de una vez al día, procurad dividir la dosis y que los intervalos sean cada 12 horas, es decir, si inyectas a vuestro perro a las 10 am, deberéis inyectarle solo 0.165 ml/kg. La otra mitad le tocará a las 10 pm. Este tratamiento debe extenderse por al menos tres semanas, en caso de ser necesario, se puede alargar por una semana más.

Cómo inyectar urbason a un perro

El urbason es un medicamento espectacular y muy efectivo para tratar múltiples enfermedades inflamatorias y alérgicas en perros. Para que te hagáis una idea, la dermatitis y reacciones alérgicas son tratadas con este medicamento. Así pues, el formato inyectable solo tendréis que recurrid a él solo en casos de emergencias.

En el caso de las inyecciones, tendréis que tened en cuenta tanto el peso como la gravedad de su enfermedad, ya que de esto dependerá la cantidad que administréis y el tiempo que necesitareis. Por lo general, deberéis inyectarlo cada 24 horas o según sea el caso, dos veces al día en intervalos de 12 horas.

Cómo pinchar antibiótico a un perro

Mantén la calma cuando vayas a ponerle una inyección a tu perro

La penicilina es el antibiótico más recomendado para tratar alguna infección que vuestro perro esté padeciendo. También está la amoxicilina que se utiliza para tratar infecciones de oreja, piel, vías urinarias y otros. Para aplicar antibióticos a vuestra mascota, deberéis ir primero a un veterinario para que este te recomiende la dosis a inyectar.

Por lo general son de 5 a 10 mg cada 12 o 24 horas, algo que deberás hacer hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo. Es importantísimo que no auto mediques a vuestro perro. De hacerlo, podéis afectarlo negativamente y agravar su situación.

Cómo poner una vacuna a un perro

Así como es vital desparasitar a nuestro perro unos meses después de haber nacido, darle las vacunas correspondientes evitará en gran medida que este muera. Son muchísimos los casos de perros que no son desparasitados y/o vacunados que terminan muriendo al cabo un par de meses después de haber nacido.

Para evitar esta tragedia, te proporcionaremos una serie de indicaciones que deberéis seguid para mantener a vuestro perro sano y con las vacunas correspondientes. Comprad las vacunas que necesitéis inyectarle a vuestro perro. Podéis aplicarlas al instante de tenerlas o mantenerlas en el refrigerador para conservar su integridad.

Mezclad el polvo y el líquido que hacen de la vacuna y utiliza una jeringa para extraer la solución. Utilizad un poco de alcohol en la zona donde vayas a aplicar la inyección. Esta zona será la parte posterior del cuello del perro. Es decir, justo después del hombro.

Levanta la piel del perro en la zona mencionada de manera que tenga la forma de una tienda de campaña e introduce la aguja en la piel. Retira cuidadosamente la jeringa y verifica que no hayas tocado alguna vena. En caso de ver que sale sangre, deberás comenzar nuevamente (en este punto aún no inyectas la solución).

Si notas que al retirar un poco la aguja no sale ni una gota de sangre, entonces puedes volver a introducir la aguja e inyectarle la solución o vacuna bien sea el caso. Cuando retires la aguja después de haberlo vacunado, con tus dedos masajead suavemente la zona donde aplicaste la vacuna.

Como dato adicional para que no lo olvidéis tomar nota del día, el tipo de medicamento o vacuna que le diste a vuestra mascota, puesto que las vacunas deben repetirse una vez al año. Por otro lado, el tipo de vacuna que vuestra mascota necesita dependerá mucho de la zona en la que te encontréis. Asimismo, no tardes demasiado en aplicar las vacunas puesto que terminan por perder gran parte de sus efectos.

Cómo poner suero subcutáneo a un perro

Como podéis haber notado en el apartado anterior, aplicar inyecciones y vacunas no es nada difícil, siempre y cuando tengáis cuidado. En el caso de los sueros subcutáneos pasa exactamente lo mismo. Pero si no sentís la confianza suficiente como para aplicarlos, te recomendamos que busques ayuda profesional.

De igual forma te explicaremos cómo poner suero a vuestros perros en caso de necesitarlo. Aplica suero siempre y cuando el perro a tratar necesite de gran cantidad de fluidos en su cuerpo, ya que es un tratamiento que su nivel de absorción es lenta.

Tenéis que contar con una perfusión periférica de calidad, de manera que los líquidos a suministrar no queden en el espacio subcutáneo, es decir, que no se absorban de forma correcta. Comprad un sistema de infusión continua o bien podéis contar con una aguja, una guía y un sachet de suero con su cámara cuenta gotas.

Agregad el suero o medicamento en el chupete de goma con una jeringuilla. Ajustad la velocidad de baja del suero con la llave que posee el sistema que estas utilizando. Verificad que en el sistema no haya espacios con aire antes de inyectar a vuestro perro.

Mantened el sachet por muy encima del perro, así las gotas irán cayendo gracias a la gravedad. Procura que tu perro mantenga la calma durante los primeros minutos puesto que según sea su carácter, este tratamiento le puede parecer molesto.

Cómo aplicar una inyección subcutánea a un cachorro

A diferencia de inyectar y/o vacunar a un perro ya con cierta edad, los cachorros son casos especiales. Esto por la sencilla razón de que no todos los perros de poca edad pueden ser inyectados en casa.

De esta manera te ofreceremos una serie de recomendaciones para que sepas cómo aplicar inyecciones a cachorros. Decidid qué tipo de vacuna necesitáis para vuestro cachorro, bien sea centrales o esenciales. Además, deberéis tened en cuenta la zona en la que vives pues las vacunas e inyecciones subcutáneas dependen del área en la que vive o vivirá el cachorro.

Deberías comprad específicamente paquetes de vacunación para cachorros, pues estos traen la dosis recomendada y los materiales que necesitaréis para inyectarlos. Mantened las inyecciones y soluciones en el refrigerador.

La primera vacuna deberá ser combinada. Es decir, que la primera inyección deberá tener los fluidos necesarios para combatir de 3 a 5 virus. Tendréis que aplicar entre las 6 y 12 semanas de edad.

Las inyecciones en cachorros se ponen de la misma manera que un perro adulto. La diferencia es que las dosis de refuerzos deberás aplicarlas cada 3 semanas, a diferencia de los adultos que las requieren una vez por año.

Efectos secundarios de las inyecciones subcutáneas

Los efectos secundarios van a depender muchísimo de la dosis que le proporciones a vuestra mascota, de la reacción alérgica ante el medicamento, así como si la afección que está teniendo el perro antes de aplicar la inyección.

Como tal, estos algunos posibles efectos secundarios en perros:

  • Problemas digestivos.
  • Diarrea y nauseas.
  • Desarrollo de infecciones micóticas.
  • Flatulencias.
  • No crece adecuadamente.
  • Mayor consumo de agua.

Peligros de poner mal una inyección subcutánea

Puede que te haya parecido fácil aplicar vacunas, inyecciones y sueros, pero lo cierto es que las inyecciones subcutáneas tienen su complicación. Esto se debe a que se requiere que el animal esté en una posición que para ellos resulta totalmente incómoda. Lo cual los termina poniendo nerviosos.

En el peor de los casos, podéis terminar aplicando la vacuna en una vena y esto sería fatal para ellos, puesto que son medicamentos y/o tratamientos que están destinados a inyectarse en el tejido subcutáneo.

Poner una inyección subcutánea a los perros puede no ser fácil

Así pues, esperamos que el artículo haya sido de vuestro agrado y haya servido como guía informativa para vosotros y vuestros perros en casa.


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Toto dijo

    Donde se inyecta una INYECCION IVOSIG para un perro de 3,4 años con sarna

  2.   Juan Carlos Galván dijo

    Si se le pueden colocar 4 inyecciones al mismo tiempo a un perrito q este enfermo?