Cómo preparar la entrada de un nuevo perro en casa

¿Tienes pensado aumentar tu familia con un peludo de cuatro patas? ¿Ya convives con otro perro y te gustaría traer otro para que pudiesen jugar? Tanto si estás en una u otra situación, en esta ocasión voy a ayudarte a que tu nuevo amigo tenga un buen comienzo contigo y con su nueva familia humana.

Así pues, veamos cómo preparar la entrada de un nuevo perro en casa.

Situación nº1 – El perro va a vivir a una familia sin animales

Si en tu familia no hay animales y lo que quieres es traer a un perro para que conviva con vosotros, es importante que la salida de su ”viejo” hogar sea lo más normal posible y alegre. Por ello, tienes que llevarte contigo una bolsa de premios para perros, e ir dándole de vez en cuando para que esté contento y feliz.

Es aconsejable evitar ir directamente al hogar, especialmente si está un poco nervioso o inquieto. Así, si tiene las vacunas al día, te aconsejo que te lo lleves a dar una vuelta por los alrededores, y que luego vayáis a la vivienda, donde seguro que ya os estarán esperando 🙂 .

Una vez en casa, hay que dejar que la explore tranquilo, habitación por habitación, y enseñarle dónde debe dormir, y dónde tiene su comedero y bebedero, ya que si no se hace ahora, luego si empieza a subirse al sofá sin permiso puede ser difícil quitarle esa costumbre.

Situación nº2 – El perro va a vivir a una familia donde hay canes

Si ya tienes un perro y quieres otro, lo que tienes que hacer es, antes de ir a casa, dar un paseo con el nuevo por los alrededores para que esté tranquilo y relajado. De este modo, cuando sea el momento de las presentaciones lo más probable es que no surjan problemas.

Antes de entrar por la puerta de casa, y por seguridad, pídele a alguien que le ponga la correa a tu ”viejo” perro. Esto es especialmente importante si tu ”viejo” amigo no ha tenido contacto con otros canes antes, o cuando no sabes cómo va a reaccionar. Para evitar cualquier problema, podéis aprovechar para pasear con ambos perros, ¿por qué? Porque así se conocerán en un entorno neutro para ambos, en un territorio que ninguno de los dos va a tener necesidad de controlar. Id dándole premios a ambos canes para que empiecen a socializarse, a hacerse amigos.

Cuando finalmente veáis que ambos están tranquilos, entonces será el momento de regresar a casa. Una vez allí, se les quitarán las correas y se dejarán que interactúen. 

Eso sí, en el caso de que surjan problemas, se separarán y se llevará al ”nuevo” a una habitación donde tendrá comida, agua, una cama y una manta. El perro ”viejo” también debe tener una manta, pues ambas se deben de intercambiar 3 veces durante 3 días, para que se acostumbren al olor corporal del otro. A partir del cuarto día, les pondréis las correas e intentaréis presentarlos de nuevo, estando tranquilos, y dándoles muchos premios para perros si se portan bien, es decir, si mueven la cola alegremente, si sienten curiosidad por el otro, si no enseñan los dientes ni se les eriza el pelo,… en definitiva, si muestran una actitud amigable.

Si todo va bien, podréis soltarlos, pero si no, será mejor tener al ”nuevo” separado del ”viejo” durante un par de días más, y consultar con un adiestrador canino que trabaje en positivo si en una semana no se ha conseguido avanzar.

Perro alegre

Y, ¡disfruta de tu ”nuevo” perro! 🙂

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *