Cómo saber si mi perra tiene un embarazo psicológico

Perra adulta

Algunas perras, después de la pubertad, pueden comportarse temporalmente como si estuvieran embarazadas. Preparan el nido, ”cuidan” de un peluche evitando separarse de él, e incluso se vuelven mucho más cariñosas y sensibles. Cuando eso ocurre, se dice que tienen un embarazo psicológico, pero en realidad no tiene nada que ver con la psique, sino más bien con las hormonas.

Como le puede causar muchos problemas, es importante que estemos atentos a cualquier cambio en su comportamiento. Así pues, veamos cómo saber si mi perra tiene un embarazo psicológico.

¿Por qué mi perra sufre un embarazo psicológico?

Durante el celo el cuerpo de una perra produce progesterona, que es una hormona que la prepara para ser madre. El problema es que cuando no es fecundada, esta hormona en algunos casos se mantiene. Pero además de eso, el organismo produce prolactica, que es la hormona que se encarga de que sus mamas empiecen a producir leche.

Con todo, al cabo de unos dos meses tras el celo la perra tendrá prácticamente todos los síntomas de un embarazo, pero realmente no estará embarazada.

¿Cuáles son los síntomas?

Los más habituales son los más propios de un embarazo normal, es decir: busca un nido, no tiene muchas ganas de salir de casa, está más sensible de lo habitual, más cariñosa, come más, y puede llegar a ”cuidar” peluches o cachorros de otros animales. En los casos más graves, sus mamas producen leche.

No es un asunto grave, pero la exposición constante de la mama a la hormona prolactina puede generar quistes, que pueden acabar convirtiéndose en tumores malignos. Y esto sí es un problema muy serio.

¿Qué hacer?

Lo más recomendable es llevarla al veterinario para que la castren, es decir, para que le extirpen las glándulas reproductoras. Eliminadas éstas, la perra no volverá a tener embarazos psicológicos. Ahora bien, si por el motivo que sea no se puede o no se quiere castrar, el especialista también podrá aconsejarnos sobre qué tipo de medicamento le podemos dar.

De todas formas, en casa también tendremos que hacer algunos cambios. Hay que reducir las porciones de su comida, eliminar el agua durante la noche y quitarle el objeto que haya adoptado. Lo más seguro es que en los primeros días esté muy nerviosa, pero son medidas que nos servirán para evitar que su cuerpo produzca más leche.

Perra mestiza en su cama

Esperamos que ahora te sea más fácil saber si tu perra sufre un embarazo psicológico, y qué puedes hacer para ayudarla 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *