Cómo utilizar el juego con el perro para mejorar el vínculo

Perro y humano jugando

A menudo se suele pensar que para conseguir un buen vínculo con el perro hay que enseñarle a comportarse… y ya está, pero la realidad es muy distinta. Por supuesto, el adiestramiento y la educación son básicos para que el animal aprenda a vivir en sociedad, pero ello no será suficiente para que tenga una relación verdaderamente fuerte con su familia humana.

Cuando se quiere ser el mejor amigo del can, hay que tener siempre presente que hay que ser pacientes, respetuosos y constantes con él. Así, si quieres saber cómo utilizar el juego con el perro para mejorar el vínculo, no dejes de leer.

Sé su guía, no su líder

En los últimos tiempos nos han repetido hasta la saciedad que tenemos que ser su líder, el líder de la manada. Que tenemos que hacerle saber en todo momento quién es el que manda, y quién es el que debe de mostrarse sumiso. Pues bien. Con esto lo único que vamos a conseguir es alejarnos más y más de nuestro objetivo: estrechar lazos con nuestro perro.

Seamos su amigo. Seamos su compañero. Pero jamás su líder. Convivir con un perro no es una competición, sino una experiencia de vida que puede enseñarnos mucho acerca de nosotros mismos y del peludo que tenemos en casa.

Dile lo mucho que le quieres

A lo largo del día, y sobretodo durante el juego, se le puede decir varias veces lo mucho que se le quiere, ya que además hay muchas formas de hacerle saber lo mucho que nos importa. Como estas:

  • Dándole premios (caricias, golosinas) cada vez que haga algo que nos guste.
  • Hablando con él utilizando un tono de voz alegre y adoptando una posición corporal relajada. Palabras como ”buen chico”, ”bien hecho”, etc. le harán sentirse muy bien.

No le des órdenes constantemente

Durante el juego hay que disfrutar, pasárselo bien. Obviamente, de tanto en cuanto sí que tendremos que decirle ”ven” o ”sienta”, pero no podemos olvidarnos de que en estos momento el animal lo que quiere es divertirse, y no podrá hacerlo si le repetimos una y otra vez que haga lo que queramos. Además, nosotros también tenemos que pasarlo bien.

Por ello, sólo le pediremos algo cuando realmente sea necesario, como cuando se esté alejando demasiado por ejemplo.

Juega con él

Hay quien va al parque para perros, suelta a su amigo y deja que se relacione con ellos. Pero así no se puede construir una amistad sólida con el animal. Para poder hacerlo, hay que estar con el perro, jugando con él en un sitio donde nos pueda prestar atención.

Perro jugando con un mordedor

Así, poco a poco iremos notando que la relación perro-humano se va fortaleciendo 🙂 .

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *