Los mejores conos para perros y sus alternativas

Cono de plástico clásico

Los conos para perros son una herramienta muy útil y necesaria después de que tu perrete haya sufrido una cirugía, pero también son engorrosos y muy incómodos para ellos ya que, aunque evitan que se muerdan y rasquen las heridas, les impiden comer y beber con normalidad.

Por eso, en este artículo sobre los mejores conos para perros no solo hablaremos de los mejores conos que puedes encontrar en el mercado, sino también otras alternativas, bastante sorprendentes, que pueden ayudarte a pasar este mal trago y facilitar la vida de tu mascota. Además, también te recomendamos que leas este artículo sobre cómo tratar el miedo al veterinario.

El mejor cono para perros

Collar isabelino con velcro

Uno de los mejores conos para perros de Amazon es este modelo clásico hecho de PVC y con velcro. Se pone de manera extremadamente fácil, ya que solo tienes que ponerlo alrededor del cuello del animal (recuerda dejar suficiente espacio para que pueda respirar). Este modelo es muy resistente y puedes escoger varias tallas, para encontrar la que mejor se ajuste a tu perrete sigue las medidas del cuadro.

Algunos comentarios destacan que es un poco endeble y corto para algunos perros. Otros, sin embargo, destacan que es muy cómodo y que la tira de tela que recubre el borde es muy útil para que el perrete no se haga daño.

Collarín inflable

Si quieres algo diferente y que resulte más cómodo para tu perrete, un cono inflable es una buena opción. Este está recubierto de una tela suave y, además, facilita mucho los movimientos de tu perro, ya que le permite comer y beber con comodidad. Además, se infla y se desinfla muy fácilmente, con lo que a la hora de guardarlo ahorras espacio. No obstante, hay que tener en cuenta que este modelo no funciona con todas las razas de perros, ya que aquellos que tengan las patas y el morro largo (como los dóbérmanes, los dálmatas…) podrás llegar fácilmente a la zona que se quiere evitar.

Traje de recuperación en negro

Otra opción muy interesante para los dueños de un perrete a quien molesten especialmente los conos. Los trajes de recuperación como este protegen la zona, ya se trate de una herida, una sutura o un vendaje, sin limitar ninguno de los movimientos del perro. Escoge bien la talla para que no apriete ni le sobre demasiado al ponerle el traje. Este modelo está hecho de algodón y licra, con lo que es elástico y a la vez transpirable.

Chaleco de recuperación

Otra alternativa al cono para perros, similar al producto anterior. Como decíamos, facilita mucho el movimiento de los perros. Además, una vez puesto el perro no solo podrá comer y beber con facilidad, sino también hacer sus necesidades, ya que lleva la parte trasera al descubierto. Este modelo se abotona y lleva un círculo que debes recortar si tu perrete es macho.

Cono clásico de plástico

Este cono es simplemente correcto, aunque a veces no necesitamos nada más. Es muy barato (ronda los 7 €), se pone de manera muy fácil y consiste en un cono de plástico que se pone en el cuello del animal con velcro. Los bordes están recubiertos de tela para que no se rocen. Algunos comentarios dicen que, si el perro tiene el morro algo largo, el cono no evitará que llegue a la zona que no queremos.

Cono inflable con correa ajustable

Otro buen collarín inflable es este modelo que no solo incluye los mismos elementos que otros collares similares, como la tela suave que lo recubre o su facilidad de almacenaje, sino también una práctica correa para ajustar el collar a la cabeza del perro. Está disponible en dos tallas, M y L, y se puede limpiar muy fácilmente porque puedes quitar la funda con cremallera.

Collar blando comodísimo

Finalmente, el que posiblemente sea el collar más cómodo de la lista (exceptuando los trajes de recuperación, claro) es este cono blando. Está hecho de nailon, se coge al collar y tiene la peculiaridad de que se puede bajar completamente. Por ser blando, el perro puede dormir o comer y beber cómodamente en él, ya que se deforma, aunque luego tendremos que procurar volver a ponérselo bien.

¿Cuándo tiene que llevar cono mi perro?

Un perro pasea por la calle con un cono

Llevar cono, evidentemente, no se trata de una razón estética o aleatoria, sino que tiene que ser indicado por un veterinario. Normalmente, los perretes tienen que llevar cono en dos casos:

  • En primer lugar, si los han operado. El cono evita que el perrete se rasque en la herida o se arranque o lama los puntos. Así, la herida sana mejor y más rápidamente y se reduce el riesgo de infecciones.
  • En segundo lugar, el veterinario también puede decirte que tu perro tiene que llevar cono en caso de que este esté siguiendo un tratamiento en el que se tenga que evitar que se rasque o muerda una zona particular.

Ya ves que se trata de dos casos de suma importancia para la salud de tu perro, con lo que su correcta aplicación es vital para que este desagradable accesorio cumpla bien su función.

Además de usos veterinarios, el cono también puede utilizarse en otras situaciones, por ejemplo, al llevarlos a la peluquería, para evitar que muerdan algo que no deseamos o para manipularlos sin miedo, aunque debes recordar que no es nada cómodo, con lo que no es recomendable usarlo de manera indiscriminada.

Tipos y alternativas a los conos

Los conos para perros evitan que los perretes se rasquen

Los conos para perros no solo son el cono de toda la vida que puedes encontrar en el veterinario. Actualmente, existen diversos modelos y opciones que pueden resultar más cómodas para tu perro, según como sea su carácter y costumbres.

Cono de plástico

El cono de siempre, normalmente de plástico transparente, que puedes comprar en cualquier veterinario. Es muy incómodo, además, amplifica los sonidos y los distorsiona, cosa que afecta mucho al oído de tu perro, o limitar su campo de visión, por eso puede ponerse muy nervioso por llevarlo, al menos hasta que se acostumbre. Encima, dificulta mucho sus movimientos, con lo que puede resultarle difícil comer o beber.

Conos blandos

Los conos blandos son una buena alternativa a los de plástico duro, ya que facilitan bastante el acceso del perrete a la comida y a la bebida. Además, son bastante más cómodos de llevar. Sin embargo, también presentan algún problema. Por ejemplo, precisamente por estar hecho de materiales más blandos a veces este tipo de cono pierde la forma, con lo que el perrete podría volver a llegarse a las heridas.

Los conos tradicionales son bastante incómodos

Cono inflable

Recuerdan mucho a los cojines inflables típicos para dormir en los aviones. Normalmente están recubiertos de tela para que resulte más cómodo de llevar. Como los conos blandos, facilitan mucho que el perro llegue a comer y a beber, aunque su gran problema es la fragilidad: es muy fácil que el perro lo agujeree sin querer y se desinfle, con lo que hay que estar especialmente atento para que esto no pase.

Vestido de recuperación

Una alternativa total a los conos son los vestidos de recuperación, que consisten precisamente en eso, en una pieza de ropa que se le pone al perrete para evitar que se llegue a la herida. Son bastante cómodos ya que permiten una libertad total de movimientos, aunque tu perro puede agobiarse un poco si no está acostumbrado a llevar piezas de ropa. Asegúrate de comprar una talla que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeña.

Dónde comprar conos para perros

Un perrito con cono

Aunque no son un artículo muy frecuente, por suerte podemos encontrar conos para perros bastante fácilmente, aunque siempre serán lugares más o menos especializados. Entre los más comunes, por ejemplo:

  • Amazon, el rey de las cosas random, te trae el cono que quieras a la puerta de casa si tienes contratada su opción Prime. Además, tiene de diversos tipos, como inflables, blancos o trajes de recuperación.
  • Las tiendas especializadas como TiendaAnimal o Kiwoko también tienen unos pocos conos en su stock. Aunque no tienen tanta variedad como Amazon, su calidad es muy buena y además están disponibles en varias tallas para que escojas la que mejor se adapte a tu perrete.
  • Finalmente, los veterinarios son el lugar más clásico donde comprar conos para perros. Aunque son los que acostumbran a tener menos modelos, sin duda son los que pueden darte consejos más personalizados a ti y a tu mascota.

Los conos para perros solo tienen una cosa positiva: que se acostumbran a llevar pocos días. No obstante, es importante tener en cuenta la comodidad de nuestra mascota, por eso esperamos haberte ayudado con esta selección. Dinos, ¿ha tenido que llevar cono alguna vez tu perrete? ¿Qué opinas de estos distintos modelos? ¿Cuál le va mejor a tu mascota?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.