Cómo cortar el pelo del perro en tu propia casa

Por unos motivos u otros, a veces preferimos cortar el pelo de nuestro perro nosotros mismos en lugar de acudir a una peluquería canina. Lo cierto es que no es una tarea fácil, pero podemos aprender utilizando los utensilios adecuados y siguiendo algunas técnicas. En ese artículo explicamos todos los pasos y te damos útiles consejos para ello.

  1. Adquirir los utensilios necesarios. Será imprescindible contar con una maquinilla de cortar pelo específica para perros, que incluya varios cabezales de diferentes tamaños para poder adaptarlos a diferentes zonas. También necesitaremos unas tijeras estándar y otras pequeñas, así como peines de distintos grosores.
  2. Un largo paseo. Para que el can esté tranquilo a la hora del baño y el corte, lo ideal es animarle a desgastar su energía mediante un largo paseo.
  3. Bañar y cepillar. El pelo del animal debe estar limpio y desenredado para poder cortarlo sin complicaciones. Si lo notamos sucio, lo mejor será que bañemos al perro con un champú especial para su tipo de pelaje y lo suavicemos con un acondicionador de iguales características. Una vez esté completamente seco, hemos de desenredar a conciencia, cortando los nudos que encontremos, en lugar de tirar de ellos.
  4. Preparar un espacio adecuado. Es importante que tanto nosotros como el perro nos sintamos cómodos durante todo el proceso. Por eso se recomienda acondicionar un espacio concreto para ello, donde el animal pueda tumbarse y nosotros accedamos bien a todas las zonas de su cuerpo. Puede ser una manta en el suelo, encima de una mesa, etc. También es fundamental contar con una buena iluminación.
  5. Comenzar por el lomo y las patas traseras. Podemos hacerlo con las tijeras o la maquinilla, siendo recomendable rebajar primero la cantidad de pelaje con las primeras. Si vamos a usar la maquinilla, debemos hacerlo siempre en la dirección del pelo y limpiando frecuentemente el cabezal. Esto nos ayudará a conseguir un resultado más homogéneo. Después, continuaremos con el cuello, el pecho, las patas delanteras y el vientre.
  6. El pelo entre los dedos. La planta de las patas es una de las zonas más difíciles debido al pelo que se esconde entre sus dedos. Su piel aquí es muy delicada, por lo que debemos usar unas tijeras pequeñas y tener mucho cuidado para no cortar la piel.
  7. El pelo de la cara. Esta parte también es delicada, especialmente alrededor de los ojos, las orejas y el hocico. Debemos tener mucho cuidado y paciencia, asegurándonos de no cortar la piel del animal. Podemos ayudarnos usando unas tijeras como apoyo, con lo que reduciremos las posibilidades de dañar al can y lograremos un mejor resultado. Se recomienda, asimismo, no cortar en exceso la zona de los ojos y de las orejas, ya que el pelo los protege de factores externos.
  8. Retirar el pelo suelto. A menudo se utiliza el secador para esto, pero si a nuestro perro le resulta molesto, podemos cepillarlo suavemente para retirar el pelo sobrante.

 

 

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:
Comida para perrosAccesoriosJuguetes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *