Criptorquidia en perros: ¿qué es y cómo se trata?

Vas a llevar a castrar a tu perro. Has decidido que no quieres que deje embarazada ninguna perra, y aparte te gustaría evitar que marcara con orina la casa. Más o menos, sabes qué es lo que le van a hacer: extirparle los testículos. Es una operación que realizan los veterinarios a diario, y de la cual los peludos se recuperan al cabo de dos o tres días. Sin embargo, cuando tu amigo está ya bajo los efectos de la anestesia, el profesional se da cuenta de que tiene criptorquidia.

No te preocupes: no es grave si el animal es joven (a partir de los 4 años hay un riesgo importante de que se convierta en cáncer). Tiene fácil solución. Pero sí: la operación será algo más larga, al igual que el post-operatorio. ¿Qué es y cómo se trata la criptorquidia en perros?

¿Qué es la criptorquidia canina?

Se trata de la ausencia de uno o ambos testículos en la bolsa escrotal debido a que éstos no han descendido. Lo normal es que lo hagan a los dos meses de edad, pero en algunos casos sólo desciende uno o ninguno. Los que no estén en su lugar, pueden encontrarse en diferentes cavidades anatómicas, por lo que dependiendo de estos favores diferenciamos distintos tipos de criptorquidia:

  • Criptorquidia unilateral: tan sólo un testículo se encuentra en el escroto.
  • Criptorquidia bilateral: ninguno se encuentra situado en la bolsa escrotal.
  • Criptorquidia inguinal: uno o ambos testículos se encuentran en el canal inguinal.
  • Criptorquidia abdominal: uno o ambos testículos se encuentran en el abdomen.

¿Cuál es el diagnóstico y tratamiento?

Para saber si un perro tiene criptorquidia el veterinario lo que hará será examinarlo. Mediante la palpación podrá intuir que uno o los dos testículos no están donde deberían de estar, y con una ecografía y/o radiografía podrá localizar el lugar exacto donde se encuentra/n.

Luego, procederá a extiparle los testículos no descendidos bajo anestesia general.

¿Cuáles son los cuidados post-operatorios?

Tras la intervención, y cuando se le haya pasado los efectos de la anestesia, el perro va a tener el instinto de lamerse los puntos. Para evitarlo, es muy importante que lleve puesto un collar isabelino, o bien, si hace frío, una camiseta para perros. A lo largo de los próximos días tendremos que ir mirándole la herida para ir comprobando que se va curando bien. En el caso de que se le haya abierto o huela mal, tendremos que llevarlo al veterinario lo antes posible.

El peludo volverá a hacer vida normal muy pronto, al cabo de una semana de media.

La criptorquidia es una trastorno que, si se detecta a tiempo, se soluciona bien. 😉

Todo para tu perro
Cuida a tu perro tanto como él te cuida a ti con estas recomendaciones que te hacemos:

Comida para perrosAccesoriosJuguetes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.